Wilshere, desempleado: «Es complicado explicarle a tu hijo de 10 años que ningún equipo te quiere»

El centrocampista de 29 años se encuentra hace tiempo sin equipo después de jugar apenas 37 partidos en los últimos tres años.

Uno de las consideradas joyas del Arsenal y sucesor de Cesc Fabregas vive un calvario desde hace varias temporadas por sus recurrentes lesiones. El internacional inglés con su seleccionado en 34 ocasiones y promesa de los ‘Gunners‘ hasta el 2018, sigue sin equipo. Su último juego fue con el Bournemouth por semifinales del Championship contra el Brentford, Wilshere entró y jugó sólo 9′.

Desde entonces, El mediocentro de 29 años se ha mostrado frustrado por la situación mientras se ejercita con el Como 1907, equipo de la Serie B italiana. No puede jugar con ellos por el reglamento de jugadores no europeos. Jack Wilshere lleva, desde su debut en 2008, casi trece años como futbolista profesional con 288 encuentros acumulados -22 partidos de promedio por año- una cifra muy baja para un jugador de alto rendimiento.

Ante esto, el ex West ham habló del tema enUnder The Surface Podcast.  «Creo que hay una opinión preconcebida de mí, y es la respuesta que he recibido de algunos clubes: es un gran jugador, pero se va a lesionar«, comentó.

Jack saluda al entrenador del Brentford tras el playoffs de la Segunda División inglesa.

Sin embargo, el británico dejó bien en claro que «no he tenido ninguna lesión desde antes del encierro y la última no fue grave. He seguido entrenando todos los días. Cuando estaba en el Bournemouth estuve disponible para jugar todos los partidos, así que siento que es una respuesta bastante vaga, porque puedo jugar».

El mediocentro oriundo de Stevenage cuyo debut se dio de la mano de Arsene Wenger a sus cortos 16 años por Premier contra el Blackburn Rovers, catalogó de ‘vagos’ la actitud de clubes y entrenadores por no ver más allá de su historial de lesiones. El sólo pide que le den una oportunidad.

Denme una oportunidad. Déjame probarte que estoy en forma»

Jack Wilshere, jugador del Como 1907
Italia, una nueva aventura

Jack, quien está pasando por un mal momento anímico, siguió hablando de su situación. «Es frustrante y te rompe el espíritu. Sobre todo cuando sabes que estás entrenando todos los días, pero no hay mucho que puedas hacer al respecto. Tienes que seguir corriendo y entrenando, pero es difícil y pesado. Sobre todo cuando te dan ese tipo de respuestas. Al final te preguntas a ti mismo si debes esforzarte todos los días. No obstante, sigo esperando a queme llegue esa oportunidad«, esgrimió.

Acerca de su nueva vida en Como, en especial en su nuevo club, el jugador se mostró agradecido, y declaró que ha ido a entrenar a Italia porque allí su prontuario de lesiones es poco conocido, pero que no está siendo fácil para su familia.

«Tengo un hijo de 10 años que está loco por el fútbol, le encanta, y ve las noticias en la televisión. Entiende el fútbol, pero es muy complicado contárselo. Es difícil explicarle qué está pasando. Siempre me pregunta si ya tengo club o si alguien me quiere, y le respondo… que no. Creo que eso es todo lo que puedo decirle. Tengo que ser honesto con él», explicó.

Arsene Wenger le da la bienvenida a un joven Wilshere al primer equipo. 5 de agosto de 2008.
Wenger admite responsabilidad

La semana pasada el actual técnico del Arsenal, Mikel Arteta opinó sobre Wilshere y le abrió las puertas del club, pero sólo para entrenar. Sobre un posible regreso a los ‘Gunners‘, es una puerta que tiene cerrada: «No lo llevaría tan lejos», declaró el estratega español.

Por su parte,  Arsene Wenger admitió e hizo un ‘mea culpa’ hace poco, él se siente «muy responsable» de las lesiones de su pupilo (y de las de Ramsey) de cuando eran jóvenes. Al final, aunque tiene las puertas de su antiguo club parcialmente abiertas, Wilshere sigue sin ninguna oferta firme. Por el momento no hay ningún club que quiera contar con el jugador. Hay quienes consideran que es lógico, pues nunca es fácil apostar por alguien que ya se ha roto varias veces.