‘Vergogna bianconera’: un Chelsea inspirado echa sus galones a una Juventus ‘fantasmal’

Los de Tuchel aplastaron con autoridad al cuadro turinés en la puja por el liderazgo del grupo. Séptima portería a cero en sus últimos nueve partidos para los ‘Blues’.

En un duelo clave por la cima del Grupo H, Chelsea se comportó a la altura del desafío y conquistó -por goles- ser único líder a falta de una fecha. Todo lo contrario pasó con su rival. La Juve fue de paseó a Londres y se llevó de bonus una goleada que linda con el ridículo. Los 90 minutos del conjunto de Tuchel fueron casi perfectos.

Un 4-0 categórico… y sin su estrella: Lukaku. Reece James brilló ante la ausencia del ‘búfalo’ belga con su quinta diana en la campaña. Ya es el goleador del equipo a sus cortos 21 años… y encima jugando de carrilero. Toda una revelación el atacante inglés.

‘Max’ Allegri planteó un equipo extra defensivo y timorato, jugó con miedo perdiendo todos los duelos en el gramado. El mediocampo de la ‘Vecchia Signora‘ fue superado en todas sus líneas, no recuperaban balones y mucho menos aportaban densidad en el ataque. Un partido para el olvido de la Juventus. Kanté y Jorginho se comieron a los 4 centros de la visita (Locatelli, Bentancurt, Rabiot y Mckennie)

Toda la primera mitad fue de color ‘blue’ y el plan de Thomas Tuchel se ejecutó tal y como quería el alemán. Con vértigo, las ideas claras y siempre en campo rival, la Juventus apenas podía salir de su área y encadenar pases, de hecho la primera vez que pudieron hacerlo fue pasados diez minutos de partido. Ya en el minuto 2, Ben Chilwell avisaba con un disparo a bocajarro que no pudo darle dirección. Allegri fiaba todo a la velocidad de Chiesa y Morata.

Hasta que se abrió la lata. Minuto 25 y pareció como ‘9’ el central de Sierra Leona, Trevor Chalobah. El joven jugador de 22 años, aprovechó un balón muerto en el área y fusiló a Szczesny, marcando su tercer gol de la temporada. Un tanto polémico luego revisado por el VAR por una mano de Rüdiger, que favorecía el rebote.

Se debió anular pero el colegiado ratificó su decisión sin mirar la repetición de la jugada. El primer tiempo de Thiago Silva fue monumental… incluido el balón que salvó sobre la raya de Morata que pudo ser el empate.

La segunda etapa fue aplastante para los de Stamford Bridge. En cuestión de dos minutos los ‘blues‘ sentenciaron el partido a punta de galones de campeón. Primero Reece James (56′), con un disparo potente, y después Hudson-Odoi (68′), firmaban la goleada.

En los minutos finales, Werner puso más sal en la herida italiana con el ‘póker’. Este Chelsea es otra muestra más de que los equipos ingleses son los grandes candidatos a llevarse esta competición. Simplemente, van a otro ritmo. Además, es la primera vez que tres ingleses de sus canteras (Trevoh Chalobah, Reece James and Callum Hudson-Odoi) marcan en Champions.

La ‘Signora‘ fue un equipo fantasmal, sin vida ni reacción. El Chelsea le tiro la ‘orejona’ en la cara y lo ganó muy bien. Los de Tuchel consiguieron la primera casilla del grupo, pero tendrán que ratificarlo en la última fecha. Lo malo, si es que hubo algo, fueron las lesiones de Kanté y Chilwell, pero la forma en la que consiguieron la victoria es una gran noticia para un bloque tan sólido que ha construido el técnico teutón. Siete porterías a cero en los últimos nueve encuentros oficiales es prueba de ello.