UEFA vs Allianz Arena: ¿un mensaje de respeto y diversidad o de tinte político?

Polémica en el fútbol por la posición del ente máximo del fútbol en Europa ante el intento de iluminar de ‘arco iris’ el estadio muniqués.

La política y el fútbol siempre terminan en el mismo bolo, por más que se busque su distanciamiento, es imposible. Esta vez la discusión se centró en que Alemania pretendió iluminar el Allianz Arena con el arco iris que representa a la comunidad gay y esto no gustó a la UEFA, lo que generó una serie de opiniones a favor y en contra.

El dato curioso es que esto se da en un momento aleatorio, sino cuando la ‘Mannschaft’ se enfrentará por la tercera y última fecha del Grupo F a Hungría, país que hace poco prohibió que se promueva la homosexualidad entre los menores de su país.

Precisamente, el martes de la semana pasada el gobierno húngaro presidido por Viktor Orban anunció que la medida se da para que niños y adolescentes estén restringidos a información sobre homosexualidad y transexualidad, hecho que grupos opositores lo han visto como una manera de estigmatización.

Ante ello el ayuntamiento de Múnich, una de las sedes de esta Eurocopa, y ad portas del partido ante el elenco ‘Magiar’, decidió que en la noche de este miércoles se ilumine el estadio del Bayern y la selección alemana con los colores que distingue al grupo LGTB.

Dieter Reiter, alcalde social demócrata de Múnich.

La disposición también indica que dentro del recinto se ondeen banderas con los mismos colores, como muestra de solidaridad contra este grupo minoritario en Hungría.

Pero esto no procederá porque la UEFA denegó el pedido de Dieter Reiter, alcalde socialdemócrata de Múnich por ser una posición política. «La UEFA recuerda que ‘es una organización política y religiosamente neutral’, y por eso, dado el contexto político de esta solicitud, debe rechazarla», manifestó el ente.

Neuer sin castigo

Toda esta polémica se desató porque el arquero y capitán de la selección germana Manuel Neuer apareció en partidos previos con estos colores en la cinta que porta. Aunque se le abrió una investigación, la misma luego fue cerrada.

Esto causó una ola de rechazos en Alemania contra la UEFA, entre los que se encuentran exfutbolistas y también clubes. Thomas Hitzlperger y el FC Köln alzaron su voz contra el organismo.

El brazalete de la polémica.

«Querida UEFA, ¿es en serio?», escribió el ex seleccionado en sus redes sociales, mientras que el director general del FC Köln, Alexander Wehrle dijo: «Colonia y el equipo representan la diversidad y la tolerancia. Los acontecimientos en Hungría son aterradores; es aún más importante dar un ejemplo en su contra», indicó.

Por el otro lado, la ultraderecha alemana se mostró en contra de lo hecho por Neuer y pidieron que el brazalete lleve los colores de la bandera alemana, como manifestó el ex diputado de Alternative für Deutschland, Uwe Junge: Nuestros colores son negro, rojo y dorado», señaló.