Thomas Tuchel: la radiografía del flamante entrenador campeón de la Champions

Salido desde el modesto Mainz 05, el oriundo de Krumbach ha logrado lo que varios de sus colegas con más experiencia aún no.

No fue una casualidad, ni un golpe de suerte. La Champions League recientemente ganada por el Chelsea tiene un estratega detrás y es Thomas Tuchel. Un entrenador que con mucho talento logró rápido pasar de clasificar a un equipo chico a torneos europeos a alzar su primera ‘Orejona’.

Su estilo, muy a lo Guardiola, lo llevó a ser solicitado en los mejores clubes del mundo. Empezó su ascenso a la elite en el Borussia Dortmund, luego pasó al Paris Saint Germain y por último al club londinense donde se cobró su revancha de la final de la temporada pasada.

Sucesor del Klopp

El camino como entrenador lo inició en Augsburg II, aunque fue en Mainz 05 donde tuvo su despegue. En cinco temporadas con los ‘Karnevalsverein’ clasificó dos veces a la Europa League y al final de la 2013-14 decidió tomarse un año sabático.

La salida de Jürgen Klopp del Borussia Dortmund obligó a la dirigencia aurinegra a buscar un reemplazo. El elegido sería uno de la misma escuela que ‘Kloppo’, aunque con otra forma de plasmar el juego. Fichó por tres temporadas, aunque solo estaría en dos.

Klopp y Tuchel tras un Dortmund vs Mainz.

Su primer año acabó segundo, subcampeón de copa y en cuartos de Europa League, el segundo fue tercero en Bundesliga, campeón de DFB-Pokal y cuartos de Champions. En este último vivió un episodio que anunció anticipadamente el final de su relación con los del Ruhr.

En la previa del partido de ida con Mónaco el bus sufrió un atentado que acabó con el susto de todos y un jugador herido, Marc Bartra. Con el español en el hospital, Tuchel fue notificado que debían jugar de todas maneras al día siguiente, lo que le incomodó y reclamó tanto a su ex club como a la UEFA.

Bus del Dortmund tras el ataque previo al partido con Mónaco.

Tras la desgracia, la relación con Hans-Joachim Watzke, CEO del Dortmund, empeoró y por ello la dirigencia decidió culminar su contrato un año antes e indemnizarle con 2,9 millones de euros. Tuchel se volvería a tomar un año sabático antes de su llegada al PSG.

Un nivel más exigente

Si bien por historia el cuadro parisino no era más grande que el Dortmund, su idiosincrasia sí lo era, por lo que el desafío del entrenador alemán iba más allá de obtener títulos locales. El PSG buscaba al fin su primera Champions.

Firmó en mayo del 2018 con ‘Les Rougue-et-Bleu’ por dos temporadas y al año siguiente renovó por uno más. En los dos años y medio que estuvo en la capital francesa ganó seis títulos y el subcampeonato en la Liga de Campeones 2019-20.

Pese a ello, la dirigencia decidió rescindir su contrato en diciembre del año pasado. Los dueños del club galo manifestaron que «tras un análisis profundo de su situación deportiva», lo mejor era finiquitar el vínculo.

Tuchel en conferencia de prensa.

Dicha ‘situación’, era la irregular campaña en la Ligue 1, en la que era tercero a solo un punto del Lille (que acabó siendo el campeón), en carrera en la Copa de Francia y en octavos de Champions. Al parecer, Nasser Al-Kheläifi esperaba más del técnico alemán.

Un llamado de emergencia

El Chelsea no la pasaba bien con Frank Lampard en el banquillo y por ello, la dirigencia no tuvo reparos en cesar a un jugador histórico, que en enero de este año tenía a los ‘Blues’ en el noveno lugar de la tabla y con malos resultados pese a las millonarias inversiones.

Lampard en su presentación con Chelsea como entrenador.

248 millones de euros invertidos en cinco jugadores no podían explicar el mal momento y por ello Tuchel fue llamado para darle una solución a la crisis. Remontó en las 19 jornadas restantes con 11 victorias, cinco empates y tres derrotas que lo terminó dejando en el cuarto lugar.

Además, alcanzó la final de la FA Cup, pero la perdió 1-0 ante el Leicester City. Su mayor trabajo fue en la Champions, donde con un equipo sólido en defensa, organizado en el mediocampo y peligroso en ataque, superó ronda tras ronda hasta lograr su lugar en la final.

Final que no alcanzaba desde el 2012, año en el que ganó su primera ‘Orejona’, y en esta definición Tuchel estuvo a la altura. Quizás más que en la anterior. Otra vez un 1-0 se repitió, pero esta vez a su favor. El alumno superó al maestro, pero no era suerte. En las dos oportunidades que Chelsea y Manchester City se midieron este año, el cuadro londinense salió airoso y la tercera no fue la excepción.

Deja un comentario