Sacchi: «Sí, el Milan puede soñar, el Scudetto está en sus manos»

En entrevista con la Gazzetta dello Sport, el extécnico rossonero confía en la apuesta de Stefano Pioli y el liderazgo de Ibrahimovic, para destronar a la Juventus este año en la Serie A.

Después de bastante tiempo el mítico entrenador Arrigo Sacchi, brindó sus impresiones sobre el AC MIlan a un medio italiano. Como se recuerda, el nacido en Fusignano, cambió el fútbol y fue un adelantado a su época.

Desde su arribo a Millanelo en julio de 1987, todos cuestionaron su designación por ser un ignoto entrenador. Llegó proveniente del Parma que jugaba en la Serie B. Fue la gran apuesta de un novel Silvio Berlusconi en la presidencia, para recuperar a un equipo azotado por los escándalos y los fracasos deportivos.

Berlusconi y Sacchi, en una cena de gala en 1989.

Tras el ‘Totonero‘ y el descenso del equipo en 1981, bajo la presidencia de Felice Colombo. ‘Il Cavaliere’ reflotó y volvió al club lombardo a lo más grande de Europa y el Mundo, cuando compró el equipo en 1986.

En total, bajo su mando técnico el club lombardo logró: dos Copas de Europa; un Scudetto; dos Copas Intercontinentales; una Supercopa italiana y dos Supercopas de la UEFA. Todo estos éxitos logrados en cuatro temporadas y en la época dorado del Calcio.

Arrigo Sacchi celebra el título de Serie A 1987-88. Fente: Gettys Images.

El secreto para lograr la Serie A: «El Milan puede conquistar el Scudetto en este campeonato extraño, Sólo hay un secreto para llegar a la meta: creer en ti mismo, en el juego y en el trabajo que estás haciendo. El Milan tiene recursos para luchar por el título, pero con una sola condición: debe primar el grupo sobre lo individual».

Pioli: «Los chicos de Pioli deben tener más confianza, menos prejuicios y ser más generosos. Sólo así podrán superar la competencia de rivales que, quizá ahora, están adormecidos, pero antes o después despertarán. Pioli es un entrenador inteligente, se verá una mayor colaboración entre los jugadores. Es importante hacer entender a todos que el grupo es fundamental. Es cierto que puede mejorar, porque falta experiencia, pero es interesante. Hay un buen

punto de partida».

Ibrahimovic no debe ser demasiado exigente con sus compañeros y regañarles si fallan un pase. A veces una caricia es mejor que un golpe»

Arrigo Sacchi, exentrenador del Milan

Zlatan Ibrahimovic: «Es un campeón, un auténtico ejemplo. ¿Vieron lo que hizo contra el Hellas Verona? Tiró muy mal el penalti. Cualquier otro se hubiera deprimido. Él, en cambio, se enfureció y fue a buscar el empate con el ‘cuchillo entre los dientes’. Tiene una personalidad loca que, a veces, debería mantener bajo control. No debe ser demasiado exigente con sus compañeros y regañarles si fallan un pase. A veces una caricia es mejor que un golpe. Es cierto que muchos le consideran un faro y eso es importante».

Deja un comentario