Perú pierde una oportunidad de oro para sumar en Eliminatorias al caer ante una discreta Bolivia

En un partido raro, los ‘altiplánicos’ se llevaron el duelo en el Hernando Siles y aprovecharon la altura de La Paz pese a jugar con 10 hombres por 15 minutos.

Los Incas llegaron a la capital boliviana con la esperanza de sumar por lo menos un punto contra la segunda peor selección de Sudamérica. De nada sirvieron los cambios de Gareca que demostró una vez más, la falta de reacción desde el banquillo. Muy tarde llegaron las variantes ante la expulsión de Henry Vaca.

El fútbol es caprichoso… hoy fue una demostración de ello. Perú jugó mejor que su rival, pero salió con las manos vacías de La Paz. La ‘Blanquirroja‘ tuvo más llegadas que el elenco de Farías, que tras esta sorprendente victoria se suma a la fila de retadores para llegar a la zona de repechaje donde se encuentra: Colombia.

La primera etapa fue muy pareja, los ‘Incas’ se pararon con 4-1-4-1 con Aquino como volante tapón, con la sorpresa desde el arranque de Gabriel Costa en la franja derecha y con ‘Canchita’ Gonzáles en el mediocampo junto a Yotún y Cueva. Los 3,600 m.s.n.m los sufrió el ítalo-peruviano, Gianluca Lapadula, que no tuvo una buena actuación, desaparecido casi la hora de juego que estuvo en cancha.

Su reemplazo, Santiago Ormeño, entró bien, fue el revulsivo de un equipo sin brillo pero con mucho orden. Un error en mediocampo de Cueva, sentenció un duelo parejo que aprovecharon los altiplánicos al 82′. Le ganaron la espalda a un expeditivo López por izquierda, Advincula, como casi siempre, flojo en la marca no pudo despejar, y el otro Vaca, Ramiro a los 60 segundos de haber ingresado marcó el único tanto del partido.

De nada sirvió la roja directa siete minutos antes de Henry Vaca por una dura entrada sobre Callens. Ante el remezón del gol boliviano, los peruanos nunca reaccionaron y el local enfrió el juego como pudo. Farfán y Raziel García entraron muy tarde, la derrota ya estaba consumada.

Duro revés para Perú que se queda estancado en el séptimo puesto con 11 unidades. Les espera el jueves una invicta Argentina en Buenos Aires, que lleva 23 partidos sin conocer de derrotas… una epopeya para los de Gareca.