Paliza histórica: Liverpool aplastó al Manchester United con hat-trick de Salah

Los comandados por Jurgen Klopp vapulearon a los ‘Reds Devils’ en el ‘Teatro de las Pesadillas’ y continúan invictos en el certamen local con seis triunfos y tres empates.

En una nueva edición del clásico más relevante de Inglaterra, el Manchester United recibió al Liverpool en Old Trafford por la fecha 9 de la Premier League. Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjær llegaron a este encuentro luego de remontar 3 a 2 frente al Atalanta por la Champions League. Entretanto, los ‘Reds’ vencieron al Atlético Madrid por 3 a 2 por la misma competición. 

En el comienzo, Bruno Fernandes tuvo una chance clarísima que se fue apenas desviado. A los 5’, la visita elaboró gran jugada colectiva que finalizó en el pase de Salah para que Naby Keïta quede de cara al gol y rompa el cero. En seguida, Firmino tiró dentro del área y el golero respondió con una fantástica intervención.

Más tarde, Rashford probó de media distancia y la pelota se fue ligeramente ancha. A los 13′, Keita abrió con Trent Alexander-Arnold. El lateral sacó el centro y Diogo Jota se barrió para convertir el segundo. Minutos después, Shaw chutó de fuera del área y la redonda se fue a escasos centímetros de parante. A poco de la media hora, Greenwood disparó al borde del área y Allison la envió al córner.

Posteriormente, Bruno Fernandes se equivocó en el pase y Salah quedó mano a mano contra el meta que le negó el festejo. A los 38′, Mohamed Salah se encargó de extender la ventaja con un zapatazo gracias a la asistencia de Keita. En el trámite final de la etapa inicial, Cristiano Ronaldo estuvo cerca de marcar y el portero bloqueó. A los 45 + 5’, Mohamed Salah definió de primera tras el pase de Diogo Jota para cerrar la etapa inicial por 4 a 0

En el complemento, Henderson se la robó a Pogba en el mediocampo y filtró un estupendo pase al vació de cara externa para Mohamed Salah, que se encargó de marcar su triplete (50’). A los 60′, el árbitro le mostró la roja directa a Paul Pogba por una dura entrada contra Keïta.

Previo al cuarto de hora, Alexander-Arnold se animó fuera del área con un zapatazo y, David De Gea, con una genial volada, evitó la anotación. Más tarde, Scott McTominay se elevó en las alturas después un balón detenido y se la pasó a Edinson Cavani. El ‘charrúa’ estrelló la bola en el travesaño.

El resultado concluyó con victorias del equipo de Anfield, que se posiciona como escolta del líder Chelsea con 21 unidades con solo un punto por debajo. Los de Jurgen Klopp siguen invictos en el torneo doméstico con  seis triunfos y tres empates. Por otro lado, los ‘Reds Devils’ se ubican séptimos con 14 cifras.