‘Nole’ a la caza de Rod Laver y Federer: dos récords por batir en este US Open

El número 1 del mundo está más cerca que nunca de gobernar en solitario el mundo del tenis.

Un paso a la vez, de menos a más, pero con el inquebrantable temple que siempre ha demostrado, Novak Djokovic se ha metido una vez más, por decimosegunda ocasión, a las semifinales del US Open en el que busca quebrar dos récords. El Grand Slam calendario y los 21 ‘Majors’ que rompería el triunvirato con Roger Federer y Rafael Nadal.

La temporada del serbio ha sido casi perfecta. Y resalto el casi porque sus derrotas han sido pocas. La final perdida en Roma ante ‘Rafa’ o las semis de Tokio en donde cayó ante Alexander Zverev, su rival de este viernes. ‘Nole’ se tomó un ‘Break’, se descartó de los Masters 1000 de Canadá y Cincinnati, recuperó energía y volvió dispuesto a todo.

Aunque en el camino no se topó con rivales que en el papel le iban a presentar serios problemas, en cuatro de los cinco encuentros se fue como vencedor en cuatro sets, tres de ellos al perder en el primero. No obstante, la apabulladora mentalidad del serbio hizo que sus oponentes prácticamente desaparecieran en las mangas restantes.

En el último partido por cuartos ante Matteo Berrettini volvimos a apreciar ello. El italiano realizó un primer set excelente, le quebró un servicio y luego cerró con el suyo, pero después las estadísticas del trasalpino cayeron en picada. Sin su arma más letal, el saque, y con un bajo ritmo en los rallys, el partido se tornó cómodo para el balcánico.

El peldaño siguiente, ‘Sascha’

Su siguiente oponente es un ‘Next Gen’ que ya es un viejo conocido para Djokovic. ‘Sascha’ Zverev llega con una racha de 16 partidos consecutivos ganados desde los JJ.OO. de Tokio. Además, terminó por ganar la medalla dorada (impedir el Golden Slam de ‘Nole’) y de conquistar el Masters de Cincinnati. Llega en un nivel superior a cualquiera de los que ‘Nole’ enfrentó previamente.

De los cinco partidos, solo en uno cedió un set. Fue ante el estadounidense Jack Sock en la tercera ronda. Luego ante Jannick Sinner y Lloyd Harris mostró un tenis sólido. Con un buen saque, mejora de su segundo servicio, potente desde el fondo y velocidad para ir de lado a lado. Al parecer, las cualidades para soportar el juego del serbio.

En los enfrentamientos previos, ‘Nole’ está a la cabeza con seis triunfos sobre tres. ‘Sascha’ le ganó dos finales (Masters Roma 2017 y ATP Finals 2018) y la última semifinal en Tokio. Por su parte, Djokovic le ganó en las dos oportunidades que se vieron en Grand Slams. La primera en cuartos de Roland Garros 2019 en tres sets y la segunda en la misma ronda, pero el Australian Open de este año en cuatro mangas.

Dos récords por batir

Para el número 1 del mundo, reinar en solitario en cuanto a ‘Majors’ se trata depende de sí mismo. De vencer al alemán en la final se podrá encontrar con Daniil Medvedev o Felix Auger-Aliassime. Ante el ruso lidera por 5-3 y con el canadiense nunca se enfrentó.

Al ruso le dio una paliza en el abierto australiano donde el serbio inició esta racha de Grand Slams, aunque el moscovita ha manifestado que él está para impedir que los ‘Big Three’ pasen de los 20 títulos. De momento su solidez invita a creer ello pues llegó sin ceder un set hasta los cuartos.

El ‘Big Three’, por ahora, todos con 20 títulos de Grand Slam.

De volver a imponerse Djokovic alcanzaría los 21 ‘Majors’ que lo pondría por encima del suizo y el español, además igualaría el récord de Rod Laver, el mítico australiano que obtuvo el Grand Slam calendario en dos oportunidades (1962 y 1969), aunque sería el primero en lograrlo en la era abierta.