Los Warriors con suspenso sacan ventaja en la serie acariciando el título

admin

admin

Con una pequeña remontada de la visita, el equipo de Steve Kerr se mantuvo al frente y se lleva la victoria en este quinto juego. Stephen Curry asumió el rol de creador asistiendo a Klay Thompson y Andrew Wiggins

Llegamos a una instancia decisiva las finales de la NBA con los Golden State Warriors y los Boston Celtics, teniendo a ambos equipos cosechando victorias tanto de local como visitante, era momento de regresar al Chase Center para el 5to juego de esta definición. Si algo nos ha demostrado esta final, es una paridad indiscutible entre los dos conjuntos y que solo el mínimo error determinará el campeón de esta temporada.

El duelo inició de la mejor forma para los GSW, con una defensa bien establecida y un ataque contundente, todo lo que podrías desear en un solido juego desde el arranque. A diferencia de lo que se ha visto como un patrón en otros partidos, Stephen Curry asumió un rol más secundario desde el primer cuarto, sirviendo más como creador y dando mayor espacios a jugadores como Andrew Wiggins para que destacaran entre la multitud.

Con el final del cuarto inicial, el marcador era reflejo de la superioridad local con un 27 a 16, una sobria diferencia de 10 puntos les daba una calma aun con tres cuartos restantes y con buen margen para ampliar esa diferencia. De cara al entretiempo, era crucial para los de Boston achicar el resultado global y esperar por una nueva remontada en territorio enemigo, tal como lograron en el juego uno.

Transcurrido el primer tiempo, los ´verdinegro´ consiguieron el objetivo, aun estando por debajo en el marcador, habían reducido el resultado global, teniendo el segundo cuarto con 24 a 23 y el total 51 a 39. La diferencia era de 11 puntos y aun podían aspirar a darle vuelta en la segunda parte del encuentro con un Jayson Tantum que había completado muy buenos partidos en esta final, pero varios de ellos habían terminado en la oscuridad debido a los resultados que no acompañaban, hoy él fue determinante para la remontada en el tercer cuarto.

Antiguos fantasmas volvían a San Francisco, con aires de repetir aquella hazaña de la visita en el primer partido, los Boston Celtics salieron a por todo en la segunda mitad y con un Tantum desatado lograron demostrar un amplio dominio ante la sorpresa del local. Los GSW se vieron superados y el resultado final sería prueba de ello con un 24 a 35, llevando el marcador global a 75 a 74, un punto de diferencia con el último cuarto que puede definir el partido.

La ventaja que los Warriors poseían esta vez es que la remontada sucedió en un cuarto antes del último, lo que les dio un margen de recuperación para entender lo que les había pasado y aun regresar de lo que sería un duro golpe de volver a perder de local. De esa forma, se mandaron con 10 puntos seguidos arrancando el último cuarto, lo que los devolvía a la ventaja con ahora cuenta regresiva para decidir el ganador de este quinto juego. Dicha decena de ventaja la mantuvieron por gran parte del cuarto hasta terminar el encuentro con 29 a 20.

Con el global de 104 a 94, los GSW se alzaron con la victoria en lo que por fin se siente como el primer paso hacia el título, quedando dos juegos para terminar la temporada, este partido era clave para meter una presión inigualable al rival. Ahora volverán a Boston para el juego 6 este jueves, donde solo sirve la victoria para los Celtics en miras de una definición mano a mano este domingo.