Los Ángeles Lakers ganan en Nueva York con comodidad ante los Brooklyn Nets

Anthony Davis y LeBron James tienen fecha de regreso a las canchas. Sin ellos, los angelinos aplastaron a los Nets y han sumado cuatro victorias muy importantes para evitar ir al play in.

Después de que Los Ángeles Lakers tuvieran unos altos y bajos en relación a los partidos ganados y perdidos debido a las lesiones de sus dos estrellas, ‘The King’ James y Davis, llegaban a la ciudad de Nueva York, no precisamente como favoritos, sino con ganas de demostrar el talento que tienen detrás de las estrellas ausentes.

Por otro lado, los Brooklyn Nets, un equipo que vino construyéndose a través de los años, adquiriendo a jugadores de élite como Kevin Durant, Kyrie Irving o James Harden, hacían vibrar a los aficionados de la gran manzana en cada partido que jugaban de local. Liderando la conferencia este, pero a una reducida distancia del segundo lugar, esta era la oportunidad de alejarse un poco y respirar más tranquilos en la cima.

El partido se disputó en el Barclays Center, lugar donde los Nets actúan de local. Los ánimos estaban a tope, se acercaba la hora del encuentro esperado. Siendo las 7:30 de la noche, los equipos terminaban el calentamiento previo y entraban al camerino para afinar los últimos detalles y se juegue el mejor básquet del mundo.

Pitazo inicial. Los Lakers ganan la primera posición del partido y atacan a su rival de la costa este. El primer cuarto comienza a favor del equipo de California, que va muy agresivo a buscar el partido. Sacando una ventaja de 11 puntos en los primeros minutos de partido, el entrenador, Frank Vogel, sabía que no debía confiarse y dejó en la cancha a los experimentados Dennis Schroder y Andre Drummond, la nueva incorporación de este equipo.

El primer cuarto terminó con una ventaja de cinco puntos para Los Ángeles, siendo los triples un arma de doble filo que atacó desde un comienzo al equipo local.

La ventaja se redujo en el segundo cuarto, donde, el equipo de Steve Nash, empezó a jugar como lo había hecho en lo que va de la temporada, con la rotación de balón y la posesión del mismo para atacar el aro rival. La presión fue tanta que la visita no pudo contener el ataque rival y permitió que le anotaran 33 puntos en ese cuarto, cifra que fue fundamental para ir al descanso con tres puntos de diferencia.

La segunda mitad inició con dos expulsiones. Una falta previa de Irving a Schroder alteró el ambiente en el Barclays. El 11 de los Nets fue a increpar al alemán que, sin responder agresivamente, se alejó. Tras la intervención de los árbitros y al ver que seguían los intercambios de palabras decidieron expulsarlos a los dos y dar falta técnica para cada equipo.

A raíz de eso, la oportunidad de ganar el partido para el equipo del oeste estaba más cerca. La ventaja se alargó y Nash puso a jugar a la banca de suplentes, dando así a los titulares y estrellas es descanso que merecen al ver que perdían por 20 puntos.

Andre Drummond fue el máximo reboteador, consiguiendo un doble-doble para Los Lakers con 20 puntos y 11 rebotes. Por el bando contrario, Kevin Durant dio un espectáculo de buen básquet con 22 puntos anotados en el encuentro.

Crónica Deportiva
Álvaro Fernández

Deja un comentario