Liverpool sigue en ascenso con un Darwin Núñez ‘on fire’

Con un doblete del atacante charrúa, el equipo de Klopp superó al Southampton que estrenó en el banquillo a Nathan Jones. La victoria los acerca a puestos de Champions.
Redacción Tiro Directo

Redacción Tiro Directo

No había sido un inicio de temporada optimo para el Liverpool, varias derrotas inesperadas e incluso un inicio difícil en la UEFA Champions League, el cual terminó encaminando de mejor forma, sin embargo, en Inglaterra las cosas han sido más complicadas. Parece que tras varios baches en el camino, poco a poco volvemos a ver ese equipo de autor que deleitó a Europa y llegó al último día de todas las competencias hace solo seis meses.

Aun así, el proceso va ser largo y debe conllevar recobrar la confianza, la mejor forma de hacerlo es agarrar un equipo que está de capa caida como el Southampton y no tenerle piedad, un cuadro visitante que también tenía sus propios intereses. Tras un pésimo arranque de campaña con solo tres victorias y penúltimo en la tabla, trajeron a un nuevo entrenador en Nathan Jones y la primera prueba fue muy difícil, pero no del todo fallida.

Los goles no tardaron en aparecer en Anfield, un gran centro de Andrew Robertson hacía Roberto Firmino terminó en un cabezazo a los 6´ para abrir la cuenta, pero esta ventaja no duraría demasiado en el equipo local. Esto debido a que le devolverían el ataque con la misma moneda solo tres minutos después con otro remate de cabeza por parte de Che Adams para igualar la situación, pero fue ahí donde cierto killer ´Charrúa´ aparecería.

Con la pelota tocándose por varios segundos dentro del área visitante, fue Harvey Elliot quien le entregaría un enorme pase a Darwin Núñez a los 21´ para que de primera la toque el delantero uruguayo y nuevamente recobrar la ventaja en Liverpool. La intensidad en los ´Reds´ no se detuvo y estaban convencidos que podían lograr un gol más antes del descanso, esto finalmente se logró tras otro tanto del ex Benfica.

Fue Robertson quien le entregó un gran pase raso al delantero para marcar su doblete a los 41´ y sentenciar la historia antes del descanso, un partido que daba la sensación que en el complemento aumentaría el resultado hacia una goleada, este no terminaría dandose. A pesar de ser casi una paliza en el resultado, el equipo de Jones mejoró notablemente en el segundo tiempo, a tal punto que Alisson se hizo figura salvando varias situaciones en el arco.

Se perdió ese ritmo que el Liverpool había impuesto, pero la extraordinaria actuación de Núñez supo solapar este segundo tiempo opaco al entregarle los tres puntos sin sufrir demasiado sobre el final. El parón llegó y con ello una oportunidad para trabajar con varios jugadores que no irán al Mundial y recuperar otros lesionados, en vistas a un 2023 que le deparará una difícil Premier League y una ansiada revancha en la UEFA Champions League.

Redacción: Roberto Andrés Benavides