La Juventus se lava la cara en Suecia goleando al débil Malmö al ritmo de Dybala y Cuadrado

La ‘Vecchia Signora’ dejó una mejor versión a la que tiene en el Calcio tras una formidable primera etapa. Desde noviembre de 2005, los ‘bianconeri’ no marcaban tres goles en los primeros 45’… y con rúbrica sudamericana.

A la cuarta fue la vencida. Los de Massimiliano Allegri no la pasan nada bien en la Serie A, en tres duelos sólo ha podido sacar 1 punto. Por esto, llegaban a Malmo con la presión de no chocarse contra un equipo que agudice su micro crisis a nivel doméstico. Pero con unos primeros 45 minutos brillantes, sellaron un debut auspicioso en la UEFA Champions League.

La goleada se rubricó con tres tremendos fallos de la defensa sueca. En primer lugar, un centro de Cuadrado fue rematado a ras de suelo por la cabeza de Alex Sandro, sin que ningún defensa interceptara el centro; el segundo, en un penalti fabricado por Morata que transformó Dybala; y el tercero, en una incursión del delantero español dentro de una defensa sueca muy inocente.

Un arranque sublime de parte de los ‘bianconeri‘ que tuvieron una alta efectividad de cara al arco, un mediocampo expeditivo y una defensa firme. Tras el entretiempo la Juve puso piloto automático, ganándose el derecho a reservarse en una segunda mitad que fue de trámite total para los turineses, que pusieron el freno de cara al derbi del domingo por la noche ante el Milan.

Poco o nada dejó la segunda parte, debutó en la Champions con la camiseta ‘bianconera‘ el recién fichado Manuel Locatelli, que formó un buen tándem en el medio del campo con Bentancur. De lo mejor de la noche la apuesta de Allegri en la zona más transitada del césped.

Además de un gol anulado al delantero Kean en el 68′, y pocos ataques por ambos conjuntos. El partido mostró que el Malmö es uno de los equipos más flojos del torneo, apenas pudo hacerle cosquillas a los italianos.

Los suecos bastante tienen con haber llegado hasta aquí, tras pasar cuatro rondas previas en este Champions. La Juve recibirá al Chelsea en la segunda jornada. Un duelo que sacará chipas y servirá de termómetro para ver el real nivel de la ‘Vecchia Signora’ en Europa sin Cristiano Ronaldo.