Karim Benzema sigue reinando en San Mamés y mantiene en la pelea al Real Madrid

Otra vez 'El Gato' marcó en Bilbao, una de sus canchas preferidas e igualó a Raúl. El campeón español impuso su ritmo en el primer tiempo, pero sufrió la embestida de los 'Leones' en el complemento.
Redacción Tiro Directo

Redacción Tiro Directo

LaLiga se pone cada fecha más interesante luego de los sucesos de la Supercopa española, con un Barcelona desatado y avanzando firmemente en la punta. Ahora el turno del Real Madrid como escolta, tras perder la punta, es mantener el ritmo de triunfos consecutivos del cuadro ´Culé´ hasta que tropiecen. La plaza de esta noche no era nada fácil y aun así supieron salir airosos en el Nuevo San Mamés venciendo 2-0 al Athletic Club, esto gracias a los golazos de Karim Benzema y Toni Kross.

El partido a diferencia de otros encuentros para los de Carlo Ancelotti, no resultó demasiado complicado en los primeros minutos, no hubo una presión asfixiante del Bilbao a pesar de ser los locales y con aspiraciones europeas en juego. Antes de la media hora se podía ver como crecía el cuadro ´Merengue´, quienes contaban desde el arranque con Marco Asensio y Dani Cevallos, dejando sorprendentemente en el banco a Luka Modric y Toni Kross.

Dicha maniobra arriesgada tuvo sus frutos en el desarrollo del juego, con ambos españoles encendidos en la cancha y siendo claves en la consecución del triunfo, sumado a un Federico Valverde que poco a poco viene recobrando su nivel optimo previo al Mundial. La jugada del primer gol nació de un centro del ´Halcón´ directo hacía Asensio, quien pifió la pelota con la cabeza y le quedó en el rebote a Benzema para darle de hermosa volea con la zurda a los 24´.

Un tanto pesado e histórico: Superó a Di Stefano (227) e igualó a Raúl Gonzales como segundo máximo goleador del Madrid en Liga (228). Sólo es superado por Cristiano (311). Tremendo lo del francés.

Con el gol a favor, el Madrid se empezó a sentir más cómodo en cancha y se veía venir más el segundo gol que un empate del cuadro local, el complemento tuvo sus situaciones para cada uno y empezaba a ver el crecimiento del conjunto de Ernesto Valverde. Llegado un momento, parecía que se invirtieron los papeles, con el equipo vasco imponiendo mayores condiciones e incluso marcando la igualdad, pero siendo anulado por posición adelantada.

Y cuando parecía que los últimos minutos sería un ida y vuelta en búsqueda de la igualdad para el Athletic Club, el Real Madrid decidió ponerle punto final al asunto, esto con ayuda de dos ingresados desde el banco de suplentes. Rodrygo, quien estuvo envuelto en polémica la jornada pasada con Ancelotti, se armó una jugada con Valverde, terminando por entregar la asistencia a Toni Kross a los 90´ para pegarle en la linea del área penal.

Un triunfo que termina siendo solido y contundente para la ´Casa Blanca´, los cuales de momento no tienen margen de error frente a un Barcelona que solo parece crecer día a día, todo esto sumado a que tiene que afrontar otras competencias próximamente. Por lo pronto, este jueves enfrentará al Atlético de Madrid en un nuevo derbi de la ciudad por los cuartos de final de la Copa del Rey, un partido trascendental para ambos equipos.

Redacción: Roberto Andrés Benavides