Hungría sorprende a Francia con un empate histórico en el Puskas Arena

Los magiares quebraron una mala racha de cinco derrotas al hilo contra los galos, con una brillante presentación colectiva ante su público. Griezmann salvó a los Campeones del Mundo de perder su invicto de más de dos años.

Una gran presentación dejó la selección húngara que rindió un digno homenaje a su máxima figura, el mítico goleador del Real Madrid, Ferenc Puskás que lleva el nombre del Estadio donde se jugó el partido, por la segunda fecha del Grupo F de la Eurocopa 2021.

En un ambiente hermoso, con un estadio abarrotado de 55 mil hinchas -se extrañaba- y con un calor sofocante, el primer tiempo del combinado magiar fue casi perfecto en defensa, y se fue al descanso en ventaja gracias a un golazo de Fiola (45′), que le ganó la espalda a un flojo Pavard, en una contra descomunal.

https://twitter.com/ExpressFutbolCL/status/1406248829364674566

Mbappé y Benzema volvieron a estrellarse contra la portería rival, cero efectividad, pese a tener varias opciones de gol, pero fue Griezmann quien puso el empate en la segunda parte tras recoger un balón que quedó muerto en el área. Así las cosas, Hungría se agarra como puede al sueño de los octavos y Francia se jugará probablemente con Portugal su pase, en el grupo de la muerte.

La disciplina táctica y el empuje de toda su afición que explotó de entusiasmo en el Puskas Arena, llenó de confianza a los húngaros que pelearon cada pelota como si fuera la última, por ello, al final del primer tiempo, sin haber rematado ni una sola vez al arco de Lloris, sacaron petróleo por la banda derecha de los galos.

Los jugadores húngaros saludan a su afición que llenó el estadio.

Los felinos del tridente francés se conectaron en la mejor llegada de los ‘Les Bleus‘, El ‘gato’ Karim tuvo una clara tras un pase de taco sensacional de la ‘pantera’ del PSG , Mbappé que dejó por su parte otra jugada endiablada dentro del área, una maniobra en un palmo de terreno para dejar luego un tiro cruzado que se fue fuera. El atacante de la ‘Casa Blanca’ no estuvo nunca cómodo entre los centrales del equipo local.

En la segunda parte, Hungría salió con la confianza de ir ganando el partido y decidió ampliar la diferencia, no se tiró atrás, ni quedarse dormido en sus laureles. Ante esto, los Campeones del Mundo debieron sacar lo mejor de su cartel para igualar el duelo.

En Francia, Pogba tomó las riendas. Se nota que es el líder del equipo. Y a los 66 minutos por fin los galos encontraron el tan ansiado gol. Mbappé controló dentro del área, sacó un centro, el balón quedó muerto y ahí apareció ‘El Principito’ para marcar su séptimo tanto en la historia de la Euro, e igualó al ‘killer‘ inglés, Alan Shearer.

Ya había entrado Dembelé por un Rabiot, muy apagado, y ya en el 58′ mandó un disparo al palo. Francia mordía más y el gol puso justicia en Budapest. El calor y el ritmo del segundo tiempo se notaba ya en las piernas de los jugadores. El nivel en ambas escuadras fue intenso. Ya solo le quedaban fuerzas a Sallai, un pulmón incansable que pudo hacer el 2-1 si no es por una gran intervención del portero de los ‘Spurs‘.

Tras el pitazo final, los locales festejaron el empate y romper una racha negativa ante los franceses de 45 años. Desde 1976 no le ganaban a los galos, en un amistoso en la capital húngara, desde ahí, perdieron las cinco veces que los enfrentaron.

Deja un comentario