Harry Kane incendia Craven Cottage con un tanto que hace historia en el Tottenham

'HurriKane' con su gol ante los 'Whites' alcanzó los 266 tantos con los 'Spurs' y se transformó en el máximo goleador histórico del club junto a a Jimmy Greaves.
Redacción Tiro Directo

Redacción Tiro Directo

El Fulham recibía a Tottenham en su vigésimo primero encuentro de la Premier League. El equipo de Antonio Conte ha ganado 12 de los últimos 14 partidos contra el Fulham, perdiendo solo uno en 2013. No obstante, los dirigidos por Marco Silva lo han pasado bastante bien contra equipos londinenses esta campaña. La victoria sobre el Chelsea hace dos semanas fue su resultado más sorprendente. Ganó tres de los seis partidos jugados contra otros equipos de la capital.

Inició el partido en el Craven Cottage luego del retraso de 15 minutos debido a las restricciones en zonas cercanas al recinto deportivo. La esférica se puso en movimiento y a los 10′ el Fulham se acercó a la portería de Hugo Lloris. Bobby Reide encontró espacio para enviar un fantástico disparo desde lejos dirigido a la esquina inferior izquierda, pero el guardameta paró de forma brillante.

El Tottenham respondió al minuto 15 con una gran oportunidad para Ben Davies. El disparo se marchó desviado junto al poste izquierdo. El empate se mantiene en el terreno y ambos equipos buscan establecer el control de juego.

Se cumplen 45 minutos y el réferi agregó 3 minutos más. Los ‘Spurs‘ aprovecharon el tiempo de adición gracias al gol de Harry Kane, remató desde el borde del área y anotó por la esquina inferior derecha. Heung-Min Son, autor de la asistencia.

Se puso en marcha la segunda mitad del partido. Reinicio con la misma tónica del primer tiempo y el Fulham busca meterse al juego rápidamente y emparejar el marcador. Jugada peligrosa para los ‘Cottagers’ a los 58′. H. Kane cabeceó en el área ante los defensas y Bernd Leno respondió con una brillante parada.

En minuto 76, Aleksandar Mitrovic desperdició una buena ocasión al recibir el balón en el área un centro perfecto desde la banda y conectar un cabezazo ligeramente por encima del larguero. El Fulham lo intenta, pero no tiene fortuna. No hubo tiempo para más y el árbitro Paul Tierney decidió culminar el partido.