Gianluigi Donnarumma fue el héroe y Southgate el villano de la final de la Euro

Tras la igualdad a uno en los 90’, la ‘Azzurra’ venció en los penales a los ‘Tres Leones’ gracias a un fantástico Donnarumma. La contracrónica de la finalísima en el Wembley Stadium.

En un duelo entre campeones mundiales, ambos se jugaron la vida desde el minuto inicial. En la primera etapa el desarrollo fue más estudiado, sin embargo en el complemento, los de ‘Mancio’, obligados por estar abajo en el resultado, fueron en busca de la paridad y el juego se abrió. El título se definió desde los doce pasos.

EL HÉROE

En los penales apareció la figura de Gianluigi Donnarumma, atajando los tiros de Sancho y Saka. Para la suerte del guardameta de 22 años, el remate de Rashford se estrelló en el palo. Se quedó con el premio de mejor jugador del certamen.

LA MALDICIÓN DEL LOCAL

De las últimas tres ediciones en las que el dueño de casa llegó a final, perdió. Sucedió con Portugal en el 2004, donde fueron vencidos por Grecia. En el 2016, Francia cayó con los lusitanos, y en esta edición, Inglaterra fue derrotado por los italianos.

El mejor ‘allenatore’

Roberto Mancini decidió realizar dos variantes en el arranque de la segunda parte. Mandó a Cristante y Berardi en lugar de Barella e Immobile. Estas modificaciones beneficiaron a su seleccionado, porque lograron meter a su rival contra su campo y tomaron el control del esférico.

EL BLOQUE DEFENSIVO

Rice y Phillips fueron claves en el mediocampo durante el primer tiempo cortando cada aproximación de los tetracampeones mundiales, dando poco trabajo a los zagueros. Sin embargo, en la etapa complementaria mostraron un poco de falencias ante la insistencia rival, y fue ahí, cuando la defensa tuvo que estar atenta para frenar cada ataque.

El Villano de la final

Por sus malas decisiones en todo el partido, Gareth Southgate, se ganó el premió al peor de la cancha: arrancó con línea de tres -casi nunca la uso en la Euro-, cambió a Declan Rice por Henderson que estaba haciendo una gran labor.

Dos caras de una misma moneda, Kane de lo mejor del cuadro inglés, Southgate, de los más discretos de los británicos.

Faltando un minuto para la tanda de penales hizo ingresar a los noveles y casi inadvertidos, Rashford y Jadon Sancho que luego fallaron sus tiros. Por ultimo, designar al casi adolescente Saká (19 años) para el quinto y definitivo penalti. Sin lugar a dudas, el entrenador inglés fue el peor enemigo de su equipo gracias a un concierto de errores y malas decisiones.

LAS CARTAS DE LA ‘AZZURRA’

Lorenzo Insigne y Federico Chiesa fueron los que más inquietaron el pórtico de Pickford. Los dos extremos generaron llegadas con jugadas individuales, en las que tuvieron que dejar en el camino a sus adversarios. El jugador de la Juventus fue quien terminó siendo más influyente, sobre todo en la segunda parte. En cierre de tiempo reglamentario dejó el campo por lesión.

EL VIEJO SALVADOR 

El experimentado zaguero anotó la paridad para salvar a su combinado y llevar el partido al suplementario. Verratti cabeceó en el área luego de un tiro de esquina y surgió Leonardo Bonucci, para empujarla entre la redes. Tras este gol, se transformó en el jugador más veterano en marcar un gol en una final de Eurocopa (34 años y 71 días).

CONTINÚA LA PATERNIDAD

Cada vez que ambos pases chocaron en torneos importantes culminó con victoria de la ‘Nazionale’. En la Euro del 2012, la ‘Azzurra’ pasó a los cuartos de final desde los doce pasos por 4 a 2. En el europeo de 1980, por la fase de grupos, Tardelli le dio la victoria a los italianos. 


En los mundiales se vieron las caras dos veces. En la Copa del Mundo del 2014, ‘Los Azules’ ganaron con goles de Balotelli y Marchisio. Sturridge descontó. Ninguno superó la primera ronda. El otro partido, fue el duelo por el tercer lugar en el Mundial de Italia 1990. El triunfo del anfitrión fue por 2 a 1.

LA ZAGA ITALIANA

Bonucci y Chiellini fueron unas fieras en la retaguardia, despejando todo los intentos por parte de los locales. Los centrales de la ‘Vecchia Signora’ fueron vitales en el juego aéreo y para rechazar los ataques a ras de cancha.

EL RACHA NO SE TOCA

Desde la llegada de ‘Mancio’ al banquillo, el vigente campeón europeo arrastra 34 partidos invictos, y está a un cotejo de igualar el récord que ostentan Brasil y España.

Redacción: Italo Rivasplata