Fury noqueó a Wilder y retuvo el título de peso pesado del CMB [VIDEO]

En una intensa pelea en la que ambos se repartieron varios golpes y derribos, el británico se quedó con la victoria, su título y su superioridad sobre el estadounidense.

La pelea del año que cerró la trilogía entre Tyson Fury y Deontay Wilder, pelea de revancha tras el triunfo del ‘Rey de los Gitanos’ el año pasado y que tuvo en juego el título de peso pesado del Consejo Mundial de Boxeo dejó como resultado un Knock-Out del británico en el onceavo round y la retención de su campeonato.

Esta era la tercera ocasión que ambos peleadores se iban a enfrentar. La primera disputada en 2018 terminó en un empate y le permitió al ‘Bombardero de Bronce’ conservar el cinturón, pero en la anterior con un Knock-Out’Técnico perdió su condición de campeón, por lo que en esta se jugaba algo más que el honor.

Para este enfrentamiento, quizás el último entre ambos por el posible retiro de Wilder. el escenario escogido fue el T-Mobile Arena de Las Vegas, en Estados Unidos. En la previa Fury, había reconocido el poderío de su contendor, sobre todo con su derecha, mientras que el norteamericano dijo: «Prepárense para la guerra.

Lucha sin cuartel

La pelea inició con un retraso por el ingreso de ambos. La extravagancia del británico escoltado por unos bailarines y él vestido de emperador romano. Dentro del cuadrilátero fue el oriundo de Alabama el que empezó a golpear más, por lo que en las tarjetas se fue con la ventaja y una mano alzada en señal de triunfo.

Para el segundo se emparejó el reparto de golpes y en el tercero empezó la acción. Con un ‘Uppercut’ Fury mandó a la lona al local, pero insuficiente para acabar la pelea. En el siguiente capítulo Wilder respondió y lo envió dos veces al suelo, aunque la corpulencia del ‘Rey de los Gitanos le hizo ponerse de pie y ser salvado por la campana.

Este fue el mejor momento del retador que en los siguientes rounds evidenció no haber recuperado aliento tras la caída y Fury, que cansó a su rival cada vez que le echó el cuerpo encima, sacó una ventaja física y aunque Wilder no se rindió, requería de un milagro para ganar en las tarjetas.

Una vez más el británico mandó a la lona al boxeador de 35 años en el décimo round y ahí pareció que todo se acababa, pero el ‘Bronce Bomber’ se puso de pie y aguantó e incluso llegó a dar un buen par de cruzados, pero su cansancio era evidente y otra vez la campana lo rescató.

En el onceavo Fury salió a liquidar el pleito y con un gancho de derecha lo envió a dormir a Wilder que en la cuarta vez que cayó ya no se pudo levantar. Victoria para el británico que se mantiene invicto con 31 triunfos, ninguna derrota y un empate.

Ahora, el campeón de peso pesado de la CMB podría enfrentar al ganador de la revancha pactada para inicios del 2022 entre el ucraniano Oleksanr Usyk, triple campeón de la AMB, FIB y OMB y Anthony Joshua.