España pincha en casa e hipoteca su pase al Final Four… deberá ganar en Portugal

El equipo de Luis Enrique perdió su invicto en esta competición contra una aguerrida Suiza, que ganó por primera vez en tierras ibéricas. La ´Roja´ está obligada a ganar el martes en Braga para meterse a la ronda final.
Redacción Tiro Directo

Redacción Tiro Directo

Con esta fecha FIFA previa a la Copa del Mundo, muchas selecciones de despiden de su hinchada antes de la máxima cita en noviembre, hecho que no puede pasarse por alto al ver que varios están tropezando a poco de llegar. Uno de esos países es España, quien luego de mantener un invicto hasta ahora en el grupo B de la Liga de Naciones, en esta fecha se topó con una sorpresa en forma de una ordenado equipo suizo.

La Romareda estaba repleta para alentar a sus muchachos en búsqueda de una nueva clasificación al Final Four, además no podían tropezar con un Portugal que está al asecho y que al final de la noche se habría apoderado de la punta. El partido inició con la situación esperada, ´La Roja´ controlando la pelota y Suiza esperando a su oportunidad para atacar y golpear más duro, hecho que antes de la media hora se concretaría.

Tras una pelota parada llegaría el primer tanto de la visita a los 21´ por parte de Manuel Akanji con un cabezazo que tras el rebote fue imparable para Unai Simón. La situación se volvió muy difícil en Zaragoza porque los papeles no habían cambiado, España seguía siendo superior en el control, pero no llegaba a generar real peligro a la portería de Sommer, fue así que el primer tiempo terminó sin muchas más emociones.

El segundo tiempo tuvo al equipo de Luis Enrique más encendido en búsqueda de la remontada, esto a sabiendas que Portugal casi tenía su partido resuelto contra Republica Checa, ceder puntos ahora los podía condenar en la última fecha. Fue con ello que en una gran combinación Madrid-Barza, Marco Asensio le dio un pase a Jordi Alba para lograr el empate a los 55´, explotando La Romareda y generando ilusión que España aun podía darle vuelta.

No pasaron ni cinco minutos para Suiza despertara y lograra nuevamente la ventaja a los 58´, esto fue mediante su goleador Breel Embolo, esto para silenciar otra vez el estadio y dar a notar una apatía en la grada con el poco oficio del equipo. España volvía a perderlo y esta vez parecía que no habría final feliz, no llegaban las situaciones, Sommer estaba atento a alguna llegada sorpresiva y reloj seguía corriendo mientras Portugal marca su cuarto gol de la noche.

El marcador no se volvió a mover en Zaragoza y el resultado se quedó 1 a 2, Suiza aun depende de si mismo para no descender a la Liga B, mientras que España dejó pasar una gran oportunidad de llegar con ventaja a su partido final. Ahora le toca visitar a Portugal en su cancha y despedida antes del Mundial, no sirve otra cosa que la victoria para meterse en el Final Four, el duelo del martes sacará chispas.

Redacción: Roberto Andrés Benavides