Eriksen le ‘cierra la boca a Conte’ con un golazo que significa el pase a las Semis de la Coppa Italia

Un ‘Derby della Madonnina’ que tuvo de todo: peleas, expulsiones, cambio de árbitro y un gol en los descuentos. Los neroazzurri se toman la revancha y vencen 2-1 al AC Milan, en el Giuseppe Meazza.

El conjunto de Antonio Conte sufrió más de la cuenta, perdía el partido cuando estaba 11 contra 11, gracias a la expulsión de Zlatan Ibrahimovic al 58′, el Inter consiguió remontar el marcador adverso con un penal de Lukaku y un golazo al 97′ de Eriksen de tiro libre.

Partidazo el vivido en el barrio de San Siro en un derbi espectacular. Golpeó primero el Milan con un golazo de Ibrahimovic, que dio una cal y otra de arena al dejar a su equipo con diez en la segunda mitad. Su pelea con ‘Big Room’ , pareció un enfrentamiento de pesos pesados de la UFC. Una entrada inoportuna puso en bandeja la remontada del InternazionaleJuve SPAL será el rival de los de Conte en semifinales de la Copa Italia

El crack sueco adelantó al rossonero con un disparo raso y cruzado en el 31′; en el descanso, se enzarzó en una pelea cabeza con cabeza con Lukaku, que acabó fuera de sí y buscando al sueco para enfrentarlo. El episodio terminó en amarilla para ambos. Las palabras que encendieron al belga fueron muy subidas de tono: «Vete a hacer tus rituales vudús de mierda a otro sitio». Lukaku no se quedó callado y respondió: «I fuck you and your wife…»

Una tarjeta que fue determinante para el resultado final. Ibra no recibía una roja en una liga europea desde su paso en el PSG en 2015. Además, el gol de ‘Ibracadabra’ significó su tanto número 499 en toda su carrera. Asimismo, su ex equipo, el Inter, es su victima favorita, ya lleva marcándoles ocho dianas en siete enfrentamientos.

Para la segunda etapa, el ingreso del extremo derecho Achraf Hakimi, fue clave en el ataque neroazzurro. Una falta infantil de Leao sobre Barella, significó el empate de penal de Romelu, su tanto 18 en todas las competiciones de la presente temporada. Al 75′ sucedió lo nota anecdótica de la noche, cuando el árbitro Paolo Valeri, salió reemplazado por el cuarto hombre, Daniele Chiffi, por una lesión muscular. Esto no sucedía en el Calcio desde septiembre de 2018.

Faltaba muy poco para acabar el partido, con un Tatarusanu que sacó un par de bolas impresionantes. Hasta que una falta al borde del área fue transformada en gol por el jugador que menos gusta a Conte: Christian Eriksen, sí el danés que toda la temporada fue descartado por el entrenador interista. Ahora le salva el pellejo con un golazo y el pase a la semifinales de la Coppa. Ironías de la vida… ¿se irá de todas maneras?.

Deja un comentario