El ‘tiki-taka’ de Guardiola vs. la máquina bávara de Flick: dos equipos históricos

Tras el ‘sextete’ del Bayern München, el cuadro muniqués igualó la gesta del FC Barcelona en 2009. Sin embargo, los números entre ambos equipos son disímiles: ¿Cuál crees que fue mejor equipo?

Cuando surgió la ‘loca’ idea de reemplazar al saliente Frank Rijkaard por el novel entrenador y hombre de la casa, Pep Guardiola, en mayo de 2008 se armó un escandalo en Can Barça. Pero, el entonces presidente del cuadro culé, Joan Laporta lo tenía más que claro: «Sabes que si me pones de entrenador lo ganaré todo. Eso me dijo Pep durante una comida», aseguró el ex mandamás del Barça. Esa frase monumental, sumado a los consejos, y el beneplácito del icónico: Johan Cruyff, avizoró que los blaugranas cerraran su temporada más gloriosa en sus casi 122 años de vida.

Sabes que si me pones de entrenador lo ganaré todo. Eso me dijo Pep durante una comida»

Joan Laporta, en el documental «Take the ball, pass the ball».

Al ritmo del tiki-taka y con la posesión de balón como su arma más letal. El oriundo de Sampedor armó una amalgama impresionante de automatismos con un caudillismo digno de un general del ejercito pretoriano. Desde su llegada, y ante la inminente salida de su hombre clave, sí, Xavi Hernández, Pep fue más que enfático con su espejismo dentro del campo: «Tengo tres posibles equipos, y en todos eres el único que no puede faltar». tras esta confesión el centrocampista se quedó y marcó una era.

Luego de campeonar con sufrimiento en el Mundial de Clubes de 2009, en la prorroga 2-1, ante un corajudo Estudiantes de la Plata de la ‘Bruja’ Verón y el desaparecido Sabella, los blaugranas conquistaban el primer sextete en la historia del fútbol:  Liga, Copa, Supercopa, Champions, Supercopa UEFA y Mundialito.

Thierry Henry es ayudado por el entrenador del Pincharrata, Alejandro Sabella. Getty
Números, no opiniones

El Barça terminó con 87 puntos en LaLiga 2008-09, nueve más que el Real Madrid. En total ganaron 27 partidos, empataron seis y perdieron cinco, con 105 goles a favor y 35 en contra. En Copa de Rey: los catalanes ganaron siete partidos y empataron dos, con 15 goles a favor y ocho en contra.

En Copa de Europa, las diferencias son más notorias entre ambos. Aquella primera temporada de Guardiola en el Barcelona tuvieron que pasar por los Playoffs para jugar la Champions tras terminar terceros en España en 2007-08. Así que pasaron a la ronda previa ante el Wisla de Varsovia, ganando 4-0 en el Camp Nou y perdiendo 1-0 en la vuelta. Luego, en fase de grupos, ganaron sus primeros cinco partidos, perdiendo el último en casa ante el Shakhtar (3-2).

https://www.youtube.com/watch?v=VzVwKE_de08

Ya en ronda de eliminación directa, los azulgranas pasaron a octavos, cuartos y semifinales, sin ganar ningún partido gracias a los goles de visita. Llegaron a la final por el recordado tanto de Iniesta contra el Chelsea en el partido de vuelta, que fuera de la ciudad condal es conocido como ‘El Robo de Stamford Bridge’. En toda su participación: ganaron ocho partidos, perdieron dos y empataron cinco, con 32 goles a favor y 13 en contra.

En la Supercopa española, el Barça ganó el trofeo al Athletic Club por un global de 5-1, ganando 2-1 y 3-0 en los dos partidos de la serie. Para la Supercopa de la UEFA, apareció Pedro, el único jugador culé que marcó en los seis torneos, para darles el título al 114′ del segundo suplementario, en el Louis II, de Mónaco.

El ‘Super Bayern’: más títulos que derrotas

Si de temporada perfecta se tiene que hablar, lo hecho por el conjunto bávaro desde que Hans-Dieter Flick (24 de febrero de 1965, Heildelberg, Alemania) tomó la batuta del club debe estar escrito en los libros de historia con tinta de oro. Nadie, a su llegada ponía un euro por él. Hansi, previamente fue el ex asistente de Joachim Löw con el que ganó el Mundial de Brasil 2014, pero sin experiencia previa como entrenador cogió un reto más que complicado ante el despido de Niko Kovac, que tenía en el séptimo puesto al equipo en la jornada 14. A su llegada como técnico interino en sus últimos 20 partidos, ganó 19 y empató solo uno, a ritmo de ‘Heavy Metal’ desarrolló una máquina bávara que arrasó todo en su camino. Simplemente… impresionante.

Seis títulos ha levantado el FC Bayern en los últimos ocho meses: al triplete de Bundesliga, Copa DFB y Champions League se le sumaron las Supercopas de Alemania y Europa y, desde ayer, el Mundial de Clubes de la FIFA. El club muniqués ha añadido otro capítulo a su laureada trayectoria. Flick también ha entrado en la historia: desde que este técnico alemán comenzara en el cargo en noviembre de 2019 ha cosechado más títulos que derrotas en partido oficial.

De inmediato, el técnico de 55 años desarrolló su ideología, un estilo de juego que respetaba el buen gusto, que priorizaba el ataque y la posesión -un pragmatismo absoluto- apostó por jugadores jóvenes como Alphonso Davies, Leon Goretzka y Kingsley Coman, entre otros. Además, respetó la jerarquía de los veteranos como Thomas Müller, Robert Lewandowski, Manuel Neuer o Jerome Boateng.

Los teutones alzaron su ‘Ensaladera’ número 30 de Bundesliga sin obstáculos, con una abrumadora ventaja sobre el Borussia Dortmund, de 13 puntos y con varias jornadas de anticipación. En la Pokal vencieron al Leverkusen 4-2, con un saldo de seis duelos ganados a partido único, con 16 goles a favor y ocho en contra, para conquistar su título 20 de Copa.

En la Champions doblegaron al París Saint Germain, con la nota sobresaliente de haber sido el primer equipo en la historia de la competición que ganó los 11 partidos que disputó. En la Supercopa de Alemania derrotó nuevamente al Dortmund 3-2, en la Supercopa de Europa le remontó al Sevilla un partido difícil 2-1 en el Puskás Aréna. Y este jueves logró el famoso ‘sextete’ tras conseguir el Mundial de Clubes venciendo por la mínima al Tigres mexicano.

Flick festeja los seis títulos del año con sus jugadores en Qatar. Getty

Con todos estos logros en ambos clubes, las comparaciones son odiosas pero las estadísticas tiranas, juzgue usted. Considerando todas las competiciones, el Barcelona de Guardiola de 2009 terminó con 46 victorias, 13 empates y 6 derrotas, con 163 goles a favor y 59 en contra.

Por su parte, el Bayern, pese a jugar menos partidos, terminó con 47 victorias, cuatro empates y cuatro derrotas, con 167 goles a favor y 51 en contra. En promedio de goles por partido, anotó más el gigante bávaro y defendieron mejor también. Pero si de números hablamos, mejor situados encontramos a los teutones en todos los rubros.

Deja un comentario