El Real Madrid venció 2-1 al Barcelona en el clásico español y es líder provisional de LaLiga

El equipo de la capital española hizo respetar su condición de local y ganó al club ‘Blaugrana’ en la lluviosa noche de Madrid.

El Real Madrid salió con el cuchillo entre los dientes en clásico español frente al Barcelona por jornada 30 de LaLiga Santander y es que el equipo ´Blanco´ jugó desde el arranque con la idea de presionar alto y conseguir el gol en los primeros minutos.

Sin embargo, el inicio del compromiso se mostro trabado con ambos clubes cometiendo falta en tres cuarto de campo, hasta que Barcelona tuvo la primera chance por medio del central Óscar Mingueza con un remate desviado que hizo con su pierna derecha.

La siguiente jugada de ataque fue del club de la capital española al minuto 13´ donde el francés Karim Benzema anotaría un verdadero golazo de taco tras una gran asistencia de Lucas Vázquez.

Luego el partido entro nuevamente hacer trabado en el mediocampo con faltas cometidas por Casemiro y Toni Kroos por parte del Real Madrid, mientras que en Barcelona; Sergio Busquets y Pedri cortaban jugadas, siendo este último el que sería amonestado con tarjea amarilla.

Antes de la media hora de juego el equipo ´Merengue´ aumento la ventaja mediante Toni Kroos con un tiro libre que fue desviado por la barrera del conjunto ´Culé´ ante la mirada decepcionada del astro Lionel Messi.

El conjunto ´Blaugrana´ no entro en desesperación, trato de mantener las líneas compactas y adueñarse del balón, mientras que el equipo ´Blanco’ trataba de generar peligro en contrataques. Así fue que, al minuto 34´el uruguayo Federico Valverde casi anota el tercero con un remate que se estalló en el travesaño.

La respuesta del equipo visitante no tardo y a los 37´ el atacante francés Ousmane Dembélé remató con izquierda desde fuera del área, pero su remate se fue desviado, la asistencia había sido de la revelación de la temporada Pedri Gonzáles.

Antes de acabar la primera parte, al minuto 43´el lateral derecho Lucas Vásquez de Real Madrid, tuvo que abandonar el campo por una lesión entrando en su reemplazo Álvaro Odriozola para cubrir la zona defensiva.

Ya en el agregado el argentino Lionel Messi tuvo un remate a quemarropa con su pierna izquierda desde el sector derecho que fue bien atajado por el portero Courtois.

Celebración del Real Madrid tras el segundo gol anotado por Toni Kroos.

En la reanudación del partido ambos equipos salieron decididos a cumplir su misión, el equipo local cuidar el resultado y tratar de aumentar la ventaja, mientras que los visitantes anotar un gol para achicar el marcador y posteriormente buscar el empate para luego lograr la remontada.

A los 57´ Karim Benzema tuvo una chance con su pierna izquierda desde fuera del área, pero su remate se fue demasiado alto. En la siguiente jugada de ataque fue el Barcelona que redujo el marcador con gol del defensor central Óscar Mingueza al minuto 60´.

Ante esa anotación del equipo catalán, Real Madrid realizó cambios para refrescar el mediocampo, así como el equipo visitante hizo modificaciones para lograr la igualada. El partido se hizo parejo, los jugadores de ambos clubes luchaban en la lluviosa noche de la capital española; era un partido de ida y vuelta con claras chances de gol, que no tenían una buena finalización.

A poco de finalizar el partido Casemiro sería expulsado por doble amarilla al cometer dos faltas con mucha vehemencia en un lapso de dos minutos. Y ya en los 90´ el árbitro daría cinco minutos de añadido por la demora de los cambios, lo cual Barcelona quería aprovechar para llegar al empate.

Y fue en la última jugada del partido que el juvenil Ilaix Moriba del equipo ´Culé´ estrelló su remate en el poste, poniendo a los hinchas madridistas con el corazón en la mano, ante el posible empate del Barcelona lo cual no llegaría ya que el árbitro principal pitaría el final.

Redacción: Andrés Trujillo Acosta

Deja un comentario