El Napoli se mete medio Scudetto al bolsillo por la nafta goleadora de Osimhen y Simeone

El 'posticipo' de la jornada 20 de Serie A regaló un partidazo con goles, emociones y un claro favorito al trono, la máquina 'azzurra' de Spalletti. Los del sur de Italia se disparan a 13 puntos del Inter.
Bruno Salas Laos

Bruno Salas Laos

Los partenopeos continúan labrando su camino hacia su tercer título de Serie A con creces en su inexpugnable cancha, la Diego Armando Maradona. En 20 fechas disputadas ganó nueve de diez partidos en casa, sólo otorgaron un punto, en la cuarta fecha frente al Lecce. De ahí todas fueran alegrías con paliza histórica a la Juve, quebrando su invicto de ocho juegos con baile incluido (5-1).

El partido en la previa era más que complicado, contra la Roma de Mourinho y Dybala. Y sí que fue el encuentro una epopeya, en especial en la segunda etapa. Un duelo entre dos gladiadores que nunca claudicaron, pero en el que venció el mejor por la nafta que tiene arriba con Victor Osimhen y el ‘Cholito’ Simeone.

Con el ‘capocannoniere‘ encendido, el Napoli empezó mejor el choque con un gol digno de un ‘9’ de carácter. El nigeriano recibió un centro medido del georgiano Kvaratskhelia, su socio en lo que va del torneo para matarla de pecho y reventarle el arco a Rui Patricio. 14° diana del ex Lille en el Calcio. La calidad de Osimhen esta campaña es el salto de calidad en el área contraria que le faltó la pasada temporada por las lesiones.

En el complemento, la ‘Loba’ salió con otra mentalidad, seguro por un buen ‘café’ de su histriónico entrenador. Metió de arranque a El Sharaawy y sacó a Spinazzola. Cambió que transformó el partido en favor de los ‘giallorossi‘. Con algunas aproximaciones previas de la visita creció la figura de Meret en dos ocasiones, pero un centro de Zalewski al segundo palo fue aprovechado por el ‘Faraón’ que puso las tablas en el ex San Paolo y daba vida a la Lega.

El tanto lo festejaron en Milán y en la capital italiana (Lazio, tercero con 38 pts.); la propia AS Roma sabía que anotando un gol más dormiría como escolta de los ‘azzurri‘. Sin embargo, todo el frenesí romanista desapareció tras la entrada del ‘AS’ de Luciano Spalletti: Giovanni Simeone.

El factor Simeone

El ‘Cholito’ hasta ese momento sólo llevaba marcado dos dianas en Serie A, pero cinco en los otros torneos con un promedio envidiable, un gol cada 73 minutos. Y no demoró más de diez minutos para desatar la euforia en Nápoles con una media vuelta letal y posterior zurdazo al ángulo. Golazo que puede valer un campeonato después de 32 años.

Un gol muy pesado que mandó por los suelos a los de ‘The Special One’. Los descuentos fueron de locura, con un pequeño esbozo de rebeldía romana que quedó solo en intenciones. El posticipo de la giornata 20 brindó un partidazo, el mejor de la fecha que en todo sentido fue favorable para los napolitanos.

Los del sur de Italia le sacan 13 puntos de ventaja al Inter, su máximo perseguidor y 15 a la Lazio y Milan. Ambos no sumaron de a tres, pero peor suerte sufrieron los de Pioli con humillación del Sassuolo en San Siro. Todos los caminos al Scudetto ya no llevan a Roma o Milán… sino a Napoli.