El Milan renace por un ‘Messias’ que le otorga su primera victoria en Champions

El ‘Rossoneri’ mete un triunfazo en el Wanda gracias al ex Crotone, recupera su memoria de heptacampeón de Liga de Campeones y se mete a la pelea. Siete años y 11 meses después logran ganar en UCL.

Lo ganó el que más lo buscó. El Milan llegó a la capital española casi eliminado (4 partidos al hilo sin ganar), pero recuperó la memoria triunfadora en Champions para meter un batacazo y poner patas arriba su llave. El equipo del ‘Cholo’ Simeone salió trasquilado de su feudo y al borde de la eliminación.

Por partidos como el protagonizado por ‘colchoneros’ y ‘rossoneri‘ el fútbol es el deporte más hermoso del mundo. Los italianos recibieron su premio por ser más audaces que su rival. Stefano Pioli le ganó la partida a un Simeone especulativo que tomó un poco de su propia medicina.

Los lombardos fueron más inteligentes y movieron mejor sus piezas. Los cambios fueron ofensivos buscando el gol. Todo lo contrario hizo el cuadro español. Un primer tiempo para ambos muy pobre. Ninguno quería perder y despedirse de la competición. Al concluir los primeros 45 no hubo remates al arco. Fue pobrísimo.

En el complemento llegó la acción, y casi todo de parte del visitante. ‘Il Diavolosalió con otro carácter, como el de antaño que le hizo ser el segundo mejor club de la historia en Liga de Campeones con 7 ‘Orejonas’. Las cinco variantes (Zlatan, Bakayoko, Messias, Florenzi y Bennacer) que realizó el ‘allenatore‘ del Milan fueron determinantes. Justo uno de ellos al minuto 87 hizo soñar al cuadro milanista.

El ex Crotone arrancó la jugada y la finiquitó de cabeza marcando su primera diana en Champions League luego de un eximio pase de Kessie. Lo de Junior Messias es un cuento de hadas. La historia del brasileño de repartidor de electrodomésticos a goleador en Serie A es digna de un libro, y hoy escribió su mejor capítulo.

Hoy él fue el ‘Messias’ de un alicaído grande de Europa, que después de 7 años puede soñar en regresar a los octavos, cuando fue eliminado por su rival de turno, Atlético de Madrid. Una ‘vendetta’ a la italiana que lo ubica expectante a la última jornada frente a un perfecto Liverpool ya clasificado. Los transalpinos están a 1 punto del Porto, segundo del grupo, que enfrentará en el do Dragão al cuadro español.