El ‘Maracanazo’, capítulo 2: Argentina conquistó su 15° Copa América tras 28 años de sequía

A la cuarta fue la vencida, Lionel Messi por fin logró campeonar con su selección luego de tres finales perdidas. Los de Scaloni fueron una muralla infranqueable ante un deslucido y apático cuadro brasileño.

Un choque de titanes del fútbol mundial, Neymar vs. Messi: el ‘jogo bonito’ frente a la genialidad se vio en la final del torneo más añejo de selecciones. El partido soñado en el Maracaná, coloso que vio sonreír a la ‘Canarinha‘ en múltiples ocasiones pero que desató uno de los momentos más tristes de su historia: el fatídico Maracanazo de 1950, cuando cayó por única vez en ese recinto, en la final ante la Uruguay del ‘Negro jefe’ Obdulio Varela… la proeza se repitió.

Previo al duelo por el trono de la Copa América 2021, la ‘Verdeamarela‘ de local sólo había caído en cinco ocasiones. Por su parte, Argentina retornaba al mítico estadio de Rio de Janeiro con la historia en contra, en 12 encuentros, cayó en siete ocasiones, empató en tres y obtuvo dos triunfos.

De arranque Scaloni hizo cinco modificaciones en su once titular, Di María, Montiel, Romero, Acuña y Paredes fueron las apuestas del cuadro ‘Albiceleste’ ante el Campeón de América, Tite no hizo ninguna variante. Ambas selecciones salieron al campo con el cuchillo entre los dientes, un campo minado de la segunda guerra munial se vivió en la primera parte en el gramado del Maracaná.

Brasil salió a presionar al área rival y los del Rio de la Plata a esperar. Al 2′ Fred vio la primera amarilla tras un planchazo descalificador contra Montiel, desde ese instante el jugador del United jugó con miedo. Recién al sexto minuto apareció ‘Ney’ con un bonito sombrero sobre Lo Celso. La imagen del tobillo sangrante del lateral de River fue la gráfica a una final más física que bien jugada.

Poco o nada pasaba en un partido chato, ambas selecciones jugaban con el temor de que les emboquen el primero, Messi deambulaba en el campo, pero el extremo del PSG, Ángel Di María, sacó petróleo de un craso error de Lodi.

Gol con adn ‘Canalla’

Corría el minuto 22′ cuando un pelotazo de De Paul a la espalda del lateral del Atlético de Madrid, fue aprovechado por el ‘Fideo’ que tras un mal control del brasileño quedó mano a mano con Ederson y con clase, de sombrerito, anotó su primera diana del certamen. Primera llegada ‘albiceleste’ y la metió el rosarino de 33 años… el mejor de la primera parte, se comió la banda izquierda y a Lodi.

Gol clave y anecdótico, habían pasado 17 años para que un jugador argentino marcara en una final de Copa, los últimos en convertir habían sido César Delgado y Kily González en la edición en Perú de 2004, todos jugadores formados en Rosario Central. EL cuadro local quedó en shock y nunca pudo inquietar al ‘Dibu’ Martínez en la primera parte.

Entre Guido Rodriguez y Montiel derriban a Neymar.

Para el complemento los de Tite, como se esperaba, salieron a matar ante su público, unos 1500 torcedores y 1000 argentinos en las gradas. Al 52′ el VAR le quitó el grito de gol a Richarlison por fuera de juego… por poquito quedó adelantado. No obstante, el ‘Scratch‘ ya avisaba que no sería nada fácil ganar en su feudo.

La muralla ‘Albiceleste’

El técnico brasileño, metió toda la carne en el asador y metió a Firmino, Vinicius Jr y Gabigol. Sin embargo, la pareja de centrales Romero-Otamendi fueron unas fieras, monumentales junto a Rodrigo de Paul y Leandro Paredes. Tanto así, que los cuatro amonestados de Argentina fueron por faltas a Neymar, el mensaje de Scaloni fue claro, que no pase el crack del PSG: pelota… pero no jugador.

El plan salió a flor de boca, Neymar pasaba a uno, dos… pero el tercero siempre se lo bajó a como de lugar. Pese al poder ofensivo, la ‘canarinha’ nunca logró inquietar al portero Martinez, la única clara fue faltando siete minutos para el final tras un disparo de Gabigol. Triste el nivel que mostró el cuadro de ‘Ney’ y compañía.

Sin lugar a dudas, los locales jugaron su peor partido del campeonato. Argentina se llevó un título grande 28 años después de sequías deportivas y tres finales perdidas… con un pletórico Di María, un cuadro con mucho oficio y una fantástica Copa de ‘La Pulga’, quien fue el líder de su escuadra con cuatro goles y cinco asistencias. La ‘Albiceleste’ fue calladita al torneo, pero terminó siendo un justo campeón al final. Ya suma 15 títulos continentales e igualó a Uruguay, como máximos ganadores del torneo sudamericano.

A la cuarta Leo lo logró, salud desde el cielo también para el más grande de todos los tiempo, el gran Diego Armando Maradona, que falleció hace unos meses y siempre apoyó al crack rosarino que por ahora, se encuentra sin equipo, pero tras varias tristezas, derrotas y hasta un prematuro retiro de la selección -en 2016 luego de perder la final contra Chile– tocó el cielo y la gloria con Argentina. Ahora falta el Mundial de Catar 2022, para que el ’10’ siga haciendo historia.

Deja un comentario