El Inter sufriendo lo ganó al final por una sutileza de Brozovic

Al equipo de Inzaghi le tomó casi 90 minutos perforar la portería de ´Il Toro´ que jugó mejor que los 'neroazzurri'. Luego de dos derrotas consecutivas Marcelo Brozović fue el héroe de la jornada en el Giuseppe Meazza.
Redacción Tiro Directo

Redacción Tiro Directo

Cuando se tiene un calendario tan apretado esta temporada, de repente pueden pasar 7 días y ya llevas dos derrotas consecutivas, una en liga y otra en la Champions, este era el caso del Inter llegando a la jornada seis de la Serie A. No había momento para lamentos y debía recibir a un difícil Torino, equipo que había iniciado de forma sobresaliente la campaña, codeándose en los primeros lugares y buscando sumar en un escenario tan duro como es el Meazza.

El partido se sintió muy táctico desde el inicio, con un Inter no siendo tan ofensivo como se le esperaría y una batalla disputada en el mediocampo, llevando a un delantero nato como Lautaro Martínez a ser sacrificado como media punta. ´Il Toro´ no se replegó demasiado durante la primera parte y tuvo algunas oportunidades donde Samir Handanovič tuvo que hacerse presente para evitar la caída de local, hecho que el ´Neroazzurro´ buscaba cuidar.

Algunos invictos estaban en juego durante el encuentro entre Inter y Torino, por ejemplo, el equipo de Simone Inzaghi llevaba seis partidos consecutivos sin perder contra la visita y además en la Serie A son siete partidos sin caer de local, récord que lleva desde la temporada pasada. Con ambos equipos entregando un partido muy reñido, la igualdad se sentía justa culminando la primera mitad donde el equipo de Ivan Jurić aun podía dar la sorpresa.

La hinchada en el ´Giuseppe Meazza´ se entregó ante el gran trabajo de Lautaro para mantener la pelota en el área visitante, a pesar de no llegar demasiado a la portería. Torino llegaba por momentos y Handanovič se hacía figura con el pasar de los minutos, pero eventualmente tuvieron que pagar por no saber liquidar el encuentro cuando les llegó la oportunidad.

Al final del camino llegó el grito de deshago para el Inter, este llegó de la mano de Marcelo Brozović a los 89´ para desatar la locura en Milan en un triunfo que se sintió fuera de su alcance en algún momento del partido. El pitido final llegó y el equipo de Inzaghi eleva sus rachas a siete partidos sin perder frente a Torino y ocho invicto en el Giuseppe Meazza.

Con este triunfo los lombardos llegan a 12 puntos, a uno del Napoli, puntero provisional de la Serie A. Los de Inzaghi esperarán que el Milan y Atalanta no sumen en sus partidos en una liga italiana muy disputada y que podría cualquiera ganarla esta temporada.

Redacción: Roberto Andrés Benavides