El ‘Derby della Capitale’: el clásico más caliente de Italia

La ciudad eterna vivirá una nueva versión del ‘Derby del Cupulone’, entre la Roma frente a la Lazio. Mañana en el Olímpico se jugará el clásico número 153, una rivalidad nacida en tiempos de fascismo.

Cuando uno camina por las calles de Roma, lo primero que uno avizora es la inconmensurable riqueza cultural, arquitectónica e histórica que encierra esta maravillosa capital del otrora Imperio Romano. Fundada en el 753 a. C por los hermanos gemelos: Rómulo y Remo. La belleza de sus arcaicas calles se transformaron con el tiempo, en bullicio y caos, producto de la dura época del fascismo a finales de 1927, por el Duce: Benito Mussolini.

Tifosi de la Curva Norte de la Roma. Getty

En esa época, aún no se profesionalizaba el Calcio en el país de la bota. Pero la fuerte propaganda fascista obligó a Mussolini a crear un equipo unificado en la capital, para ‘desafiar’ a los equipos del norte de Italia: Juventus, Milan e Inter, quienes dominaban con autoridad la liga italiana.

Así nació la AS Roma (Associazione Sportiva Roma), formada por varios clubes de la ciudad, aunque la Lazio, uno de los más importantes de la capital, se resistió a la fusión gracias a la influencia del general fascista Giorgio Vaccaro. Tras esta decisión la ciudad de Julio Cesar y los Patricios, quedó dividida en dos. Y así se originó quizás la rivalidad más dura en suelo italiano, por la pasión desbordante y el tinte político que llena a todos los tifosi.

Lleno total de la Curva Sur, por hinchas de la Lazio. Getty
Más que un Derby

Días previos al ‘Derby della Capitale’, la ciudad entera se paraliza y disfraza de giallorossi y biancocelesti, todo un espectáculo. De lo único que se habla es del partido, por la exaltación del numeroso público que tradicionalmente abarrotaba las gradas. La emoción, la tensión (dentro y fuera del campo) y lamentablemente por algunos episodios de violencia. Y es que el duelo entre los dos equipos romanos es también uno de los más violentos del país.

Todo esto se ha visto opacado por «la nueva normalidad», la tensión y pasión de los tifosi se sentirá dentro del gramado a flor de piel, en los 22 jugadores, a pesar de las restricciones por el coronavirus. Los Hinchas de La Loba’ se identifican tradicionalmente con la clase trabajadora, el equipo del pueblo, mientras que las ‘Águilas’ van más ligadas a la clase acomodada y burguesa.

Pero eso no es todo, Los ultras de la Lazio han tendido a lo largo de la historia hacia la extrema derecha, empleando banderas fascistas y esvásticas, chocando culturalmente con los inicios de los radicales romanistas, más de izquierdas, comunistas. Para poner dos grandes ejemplos en donde la política y el fútbol se mezclan, tendríamos que mencionar al ex capitán lazial, Paolo Di Canio, mienbro activo del partido fascista que saludó después de un gol, con el brazo en alto, como lo hacia il Duce y Hitler en la Segunda guerra Mundial.

El último acto que fue fuertemente criticado por el gobierno y la opinión pública en el país transalpino, sucedió en 2017, cuando los ultras de Lazio, inundaron la curva sur del Estadio Olímpico con banderolas de Ana Frank con la camiseta de la Roma. En ellas un eslogan decía con la intención de insultar a los ‘giallorossi’: “Ana Frank anima a la Roma”. Sin lugar a dudas, un clásico apasionante que tendrá como protagonista a los romanistas, que deben ganar para acercarse al Inter, que marcha segundo a tres puntos de la punta.

Deja un comentario