El Clásico de las Américas concluyó en tablas, Argentina sigue invicta y con pasaje a Qatar

Los de Scaloni recibieron a Brasil en San Juan en un superclásico con poco fútbol y mucho golpe. Con la igualdad la ‘Albiceleste’ continúa en racha, 27 encuentros sin perder y con boleto directo al Mundial.

La máxima rivalidad del fútbol en América no pasará a la historia, y mucho menos, quedará en la retina de los amantes del buen fútbol. Argentina y Brasil empataron sin goles y sin fútbol. Con más intensidad, patadas y faltas que juego. Un duelo con mucha prensa y poco espectáculo.

El empate mantiene a las dos selecciones invictas y deja satisfechas a ambas… pero con poco. La ‘Canarinha‘ sigue liderando las Eliminatorias y la ‘Albicelste’ mantiene su magnífica racha de partidos sin perder. Una mención importante, el ‘horror’ arbitral de Andrés Cunha, que debió expulsar a Otamendi por su codazo descalificador sobre Rafinha. La Conmebol debe ser dura con estas omisiones flagrantes y… más con VAR.

Fue un partido feo, áspero y sin brillo con poco que destacar. Y ahí destacamos el desempeño monumental en el mediocentro de, Rodrigo De Paul y el orden estratégico de Fabinho. El del Liverpool le ganó el duelo a Messi, otra vez desaparecido y bien marcado.

Escasearon las ocasiones, y las mejores del lado brasileño fueron, además del remate al larguero de Fred, para Vinicius. El madridista estuvo juguetón, con bicicleta incluida sobre Molina, repleto de la confianza que está mostrando esta temporada, pero falló, como en campañas pasadas frente al arco, su gran deuda hasta ahora. En la primera parte mandó una vaselina muy desviada en su mano a mano con Dibu Martínez.. En la segunda, su remate raso lo detuvo el portero argentino.

Este redactor quería escribir más líneas, pero el juego no ayudó. Neymar se hizo extrañar, pero sobre todo, la falta de un ‘9’ de galones en el ‘Scracht‘ es apabullante. Lo único brillante, fueron los fuegos artificiales apenas sonó el pitazo final. Argentina mantiene su espectacular racha de 27 victorias y Brasil sumó su segunda paridad en estas Clasificatorias.