El Celta pone picante LaLiga en el Wanda al romper ocho victorias seguidas del Atlético

El colchonero lo había volteado gracias a un doblete de Luis Suárez, pero al final los gallegos empataron con un gol demoledor del recién llegado, el ‘Chucky’ Ferreyra.

Si ganaba el conjunto del ‘Cholo’ Simeone seguía con los 10 puntos de ventaja con un partido menos, y con una liga de color rojo y blanco. No fue así, los vigueses complicaron en el Wanda Metropolitano al Atleti, con un gol al último minuto del argentino Facundo Ferreyra, el primero del delantero en España.

El Atlético afrontaba el partido muy golpeado por sus bajas por el coronavirus, después de conocer por la mañana que Lemar, que iba a ser titular y Héctor Herrera, habían dado positivo. Se unían así a la nómina formada por Hermoso, Joao Félix y Dembélé, y de la que había salido Carrasco, que se quedó en el banquillo tras diez días parado. Además, recordemos que Trippier continua sancionado.

Iago Aspas, complicó a la defensa colchonera todo el partido. Getty

El rival, liderado por Iago Aspas, Denis Suárez y el peruano, Renato Tapia -el jugador céltico con más partidos como titular en el equipo del ‘Chacho’ Coudet– prometía ser un hueso duro de roer y así lo fue. Fue una noche muy compleja para los de Simeone. El Celta, con un once ofensivo, mandando con el balón y presionando arriba tomó el protagonismo de arranque. Nolito tuvo la primera, pero sólo, no conectó su cabezazo.

Y a la segunda, los gallegos se adelantaron en el marcador, por medio de Santi Mina, tras un gran servicio de Hugo Mallo, que encontraba una autopista cada vez que subía por la banda derecha. El delantero se metió entre los centrales y sin problemas la añadió al fondo del arco de Oblak, que por cuarta jornada seguida recibe goles.

https://twitter.com/Goooaal2/status/1358884100422131720

El gol no cambió las cosas, pues el Celta jugaba prácticamente a placer ante un Atlético desconocido, que evidenciaba problemas en todas las líneas. Sin embargo, el único que lo intentaba era Correa, el mejor de la primera parte fabricó la jugada del empate, al filo del descanso. Abrió para Llorente, que al fin subía, y la puso quirúrgicamente al corazón del área, donde apareció, quién si no, Luis Suárez para empujar el balón a la red.

A penas comenzado la segunda etapa, por segunda ocasión aparecía el ‘Pistolero’ para concretar su diana 16 (mejor arranque goleador en España) y alejarse como Pichichi de Laliga a tres tantos de Leo Messi. Tuvo el empate Aspas poco después, pero cuando iba a fusilar, apareció Kondogbia para tapar. Lo celebraron los rojiblancos, el ‘Cholo’incluido, como si de un gol se tratase. Crecía el francés, una locomotora barriendo todo en la medular. Casi 20 recuperaciones completó.

Todo parecía a favor de los locales… pero esto es fútbol. Y no hay nada escrito. Cuando mejor estaba el cuadro colchonero, y peor el Celta, todo hacía indicar que los tres puntos se quedaban en el Wanda, pero llegó el empate. Lo logró Ferreyra, empujando en la línea de gol un centro de Solari desde la derecha. Era el minuto 89. No había tiempo para más. Todavía hay Liga… pueden ilusionarse el Real Madrid, Barça, y también, el Sevilla.

Deja un comentario