El Bayern y el Dortmund definen por novena ocasión al campeón de la DFL-Supercup

Por tercer año consecutivo el ‘Gigante de Baviera’ y el cuadro aurinegro disputarán la primera copa de la temporada.

Este martes se jugará la vigesimosegunda edición de la DFL-Supercup que enfrentará por novena ocasión al Bayern München y al Borussia Dortmund. En el Westfalenstadion, Julian Nagelsmann buscará su primer título con los muniqueses, pero además, la primera victoria como su entrenador.

Como campeón de la Bundesliga de manera consecutiva desde el 2013, el cuadro bávaro que no pudo retener la DFB-Pokal tras su sorpresiva eliminación en segunda ronda ante Holstein Kiel, tendrá un compromiso nada sencillo ante los aurinegros de Marco Rose que arrancaron la liga con una goleada sobre el Eintracht Frankfurt.

Mientras que los de Nagelsmann igualaron en su visita al Mönchengladbch, buscarán romper la mala racha que arrastran desde la pretemporada en la que no han conseguido triunfos. Con tres derrotas y dos empates.

El Bayern ocho veces ganador de este torneo lo hizo en cuatro ocasiones frente a los aurinegros que con seis títulos hicieron lo propio en el mismo número de finales. La primera vez que la disputaron acabó con triunfo del Dortmund por 4-3 en 1989 y la última en el 2020 fue victoria bávara por 3-2.

Gol garantizado

Para esta final volveremos a ver a dos de los mejores delanteros del momento. Robert Lewandowski por el lado del ‘Rekordmeister’ y a Erling Haaland por el cuadro de la cuenca del Ruhr.

El polaco inició la temporada con el gol del empate ante los ‘Potros’, mientras que el noruego lo hizo con un ‘Hat-Trick’ por copa ante Wiesbaden y un doblete el último sábado frente al Frankfurt. Además, en su corto tiempo en Alemania ya sabe lo que es anotarle a Manuel Neuer con cuatro goles en el mismo número de partidos.

Para Lewandowski jugar contra su ex equipo parecer darle una motivación extra. Es el delantero de la Bundesliga que más veces le ha marcado al BVB con un total de 14 anotaciones en 20 encuentros.

No obstante, sus goles no han servido para que el Dortmund salga airoso del duelo ante los bávaros, ya que no conoce de triunfos desde la final de la Supercopa del 2019. Un total de cinco partidos en los que recibió 15 tantos y marcó en solo seis oportunidades.

La primera impresión que ha dejado el inicio de temporada es que Rose se ha adaptado mejor al plantel que tiene, mientras que Nagelsmann aún siente la presión de dejar un equipo de menor jerarquía como Leipzig y pasar al más grande de Alemania. Este será su primer gran desafío al mando del ‘Gigante de Baviera’.