Después de 7 años: AC Milan retornó a la Champions ante un Liverpool que pasó un susto en Anfield

En un partidazo entre dos gigantes del Viejo Continente que suman 13 ‘Orejonas’, los ‘Reds’ se impusieron sufriendo más de la cuenta contra un ‘Rossonero’ que dejó una gran impresión pese a la ausencia de Zlatan.

Sigue la supremacía de los de Jürgen Klopp en su feudo. Todavía no han perdido de local en Champions League tras 5 campañas jugando en la máxima competición de clubes europeos. Anfield es su fortín, pero los de Pioli, le plantaron una dura batalla y estuvieron cerca de aguarles la fiesta con un juego pragmático a punta de contras letales. Auspiciosa vuelta a la Champions para el ‘Diavolo‘ que con una escuadra joven dará batalla gracias a su estirpe copera.

La primera parte en la ciudad portuaria tuvo de todo. Absolutamente de todo. Las mágicas noches de UCL siempre nos regalan partidos fantásticos, que sobrepasan la lógica. Por ello, no se explicaría que con la primera parte que hizo el Liverpool se fuera a los vestuarios por debajo en el marcador.

Sin exagerar, la actuación de los ‘Reds’ en los primeros cuarenta minutos del partido fue casi perfecta. De hecho, hasta el minuto 37 el Milan no había tirado a puerta, mientras que el ‘Pool‘ tiró 14 veces. Presión tras presión, asfixiando a una defensa ‘rossonera‘ que no podía pasar el medio campo y mucho menos, aguantar el balón por más de 5 segundos. Las ocasiones locales llegaban constantemente, hasta que a los quince minutos se hizo justicia.

Alexander Arnold hizo gala de todo su fútbol. uno de los mejores laterales del mundo, que duda cabe… el inglés es un jugador total y el Milan no pudo contenerlo. La conexión con Salah fue constante, como en el primer gol, donde realizó una pared con el egipcio y batió a Maignan. Poco después llegó un penalti que erró Salah, o mejor dicho, la paró Maignan.

La remontada italiana llegó en dos minutos, justo antes del descanso. Primero Rebic y luego Brahim Díaz hicieron que los aficionados del Liverpool se miraran unos a otros incrédulos y a Klopp con una sonrisa sarcástica. ‘Il Diavolo‘ se fue de manera increíble adelante en el marcador tras 40’ que fueron un ‘inferno‘.

No obstante, a los tres minutos de la segunda parte empató el ‘faraón’ y el capitán Henderson confirmó la volteada. Se sudó, pero los ‘reds’ consiguen sus primeros tres puntos en Champions y siguen sin perder en Anfield. Ya son 12 partidos en su estadio sin perder, con diez victorias y dos empates… y sin su baluarte en defensa van Djik.