De albañil a profeta del Milan: Junior Messias, el brasileño que silenció el Wanda

El gol de Messias, casi sobre el final del tiempo reglamentario, salva y mantiene al AC Milan en la pelea por llegar a la siguiente fase de la Champions League.

En un debut soñado, Junior Messias, anotó su primer gol en la Champions League. A los 86 minutos del partido decretó el definitivo 1-0 entre el AC Milan y Atlético de Madrid, consiguiendo así un triunfo histórico de visita.

Con este resultado el Milan renace por un ‘Messias’ que le otorga su primera victoria en la Champions League 2021-22 y pone muy apretado el Grupo B en la búsqueda del cupo para avanzar a octavos de final.

Pero no todo en la vida del salvador de los ‘rossoneri’ fue tan simple como ingresar al campo de juego y darle el triunfo que salvaría a su equipo de la eliminación, pues 10 años atrás estuvo a punto de dejar el fútbol para siempre.  

De cargar frigoríficos a Italia

Cuando era chico Cruzeiro notó su talento, pero las malas decisiones y un accidente de tránsito estando en estado de ebriedad, casi acaban con su vida. Por lo que, con la ayuda de su hermano partió hacia Italia, dejando atrás el fútbol profesional y buscando una nueva vida.

Con 20 años se empezó a ganar la vida haciendo desde trabajos de albañilería, hasta de entrega de lavadoras y refrigeradoras que a las justas lo ayudaban a subsistir. Pero nunca dejó de practicar fútbol y en el 2015 firmó por el Casale, de la quinta división italiana, luego pasó al Chieri y al Gozzano, logrando con este último ascender a la Serie C.

Por su buen nivel en el Crotone el Milan terminó contratandolo.
Su llegada al ‘Diavolo

En el 2019 fichó por el Crotone para el torneo de ascenso a la Seria A, logrando el objetivo del equipo y siendo uno de sus goleadores al anotar 9 goles en la temporada. Gracias a su buen desempeño y entrega a pesar de sus 28 años, el AC Milan lo fichó por 2,6 millones de euros y el cuadro ‘rossonero’ aceptó abonar la opción de compra al final de la temporada.

A Messias le bastaron solo 25 minutos en la Champions League para anotar su primer gol y darle vida a su equipo, que aun deberá recibir al Liverpool, puntero absoluto del Grupo B, a quienes solo queda ganarles y esperar el resultado del Porto-Atlético, para seguir avanzando en la máxima cita europea de clubes.