Cuando el fútbol no es sólo dinero… sino más que un deporte, pura pasión

Tras el ‘Alcoyanazo’ que dejó eliminado al Real Madrid de la Copa del Rey. Todavía existen equipos que desde su amateurismo logran hazañas que para los amantes del deporte rey, generan una luz de esperanza, en que el fútbol no es sólo un negocio .

Por resultados inverosímiles como el que sucedió en los dieciseisavos de final, entre el Alcoyano contra el Madrid, libros y frases como la del recordado periodista, Dante Panzeri: «El fútbol, dinámica de lo impensado», siguen vigentes pese a que sería anacrónico pensarlo en estos tiempos, ya que se escribió hace, lea bien: 64 años.

Este humilde club de la Tercera División de España, del Municipio de Alcoy, en Valencia, eliminó a los merengues con 10 hombres y con un plantel valorizado, según el portal Transfermarkt en 2,60 millones de euros. Una cachetada para los estándares que maneja el fútbol profesional desde hace décadas. El equipo de Florentino Pérez, por su parte, tiene la tercera plantilla más cara del mundo, con la escalofriante suma de 1.100 millones de euros.

David versus Goliat

Batacazos como el del Alcoyano, nos hacen seguir pensando que la esencia del fútbol no se ha extinguido, y que la llama del romanticismo esta todavía vigente, pese a los petrodólares y la endemoniada publicidad que inunda el frenético y descarnado mundo del fútbol moderno. Sin embargo, es justo decir, que en el balompié profesional han ocurrido siempre estas hazañas, pero en la actualidad, eso es casi imposible, utópico.

Sólo por nombrar algunas de estas epopeyas: el protagonista de nuevo sería el Madrid, frente a otro equipo de la Segunda B, cuando el Real Union Club Irun sacó a los ‘Galácticos’ en la Copa de 2008 por un 3-2 global. La temporada siguiente sucedió el famoso ‘Alcorconazo’, cuando otro club modesto de Tercera, el Alcorcón goleó 4-0 al conjunto madridista. Como dato era la primera campaña de Karim Benzema en la Casa Blanca, el francés debe tener un trauma con los conjuntos de esa categoría en el futbol español, ya que estuvo en ambas eliminaciones.

Otro suceso llamativo se dio hace una semana, cuando el todopoderoso Bayern fue eliminado de la DF Pokal en penales por el Holstein Kiel, de la Segunda División de Alemania. El año 2001 nunca será olvidado para los culés, cuando el FC Barcelona a partido único, perdió ante el humilde Figueres, que se impuso por la mínima en los 32° de la Copa del Rey. Al año siguiente el equipo de Louis Van Gaal repetiría la debacle contra el colista de la Tercera, el Cobelda (3-2).

Ya antes lo dijo ‘O Rei’ Pelé, en 2011 en Hong Kong: «El fútbol no es sólo dinero», fue tajante el tres veces Campeón del Mundo con la Verdeamarhela. Es más, el ex crack del Santos fue mucho más profundo sobre el oscuro negocio dentro del balompié: «Puede destruir la carrera de un jugador que olvide que juega por amor al fútbol. Esto genera una gran falta de lealtad y un interés exclusivo por el dinero, al tiempo que se olvida el amor por el juego y por el equipo”, concluyó.

El paradigma ‘Bosman’
Jean-Marc Bosman, junto a sus abogados luego de ganar el juicio de cinco años al RFC Lieja, de Belgica.

Estas duras palabras de Edson Arantes do Nascimento van de la mano con una maquinaria que ha desnaturalizado al ‘Deporte Rey’ en los últimos tiempos, desde la Ley Bosman (1995), hubo un antes y después en el fútbol. Los grandes equipos europeos se vieron beneficiados por la indiscriminada compra de jugadores de todo el mundo. Antes de dicha medida, todos los clubes tenían como limite máximo, tener en su plantel tres jugadores foráneos. Luego de dicha ley todos los extranjeros del Viejo Continente pasaron a ser jugadores comunitarios.

Los miles de millones que gastan los clubes en fichajes y transferencias son la punta del Iceberg, recordemos que la tajada más grande en derechos televisivos y Merchandising en las cinco principales ligas del mundo, es discriminatoria con los equipos de mitad de tabla y más humildes, a excepción de la Premier League. Un club medio de la liga ingles cobra por televisión lo mismo que un español y un italiano juntos y que 400 equipos de ligas menores.

Portada del Diario MARCA de España, tras el veredicto en el caso Bosman.

Por esta razón, vemos que las ligas domesticas del Big 5, en general son muy aburridas y dictatoriales. En Italia, el Calcio recién ha sido declarada como la mejor liga del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol, mejor conocida por sus siglas (IFFHS), pese a que la Juventus viene de nueve Scudettos seguidos, y para muchos aburriendo a todos los Tifosi de la Serie A en todo el mundo.

Por otro lado, están la Bundesliga y LaLiga, con la máquina bávara, el Bayern Múnich, con ocho Ensaladeras al hilo. Por su parte, el Real Madrid y Barcelona no se quedan atrás, monopolizando los trofeos en España, de las últimas 16 temporadas se han repartido 15 títulos.

Y que decir de la Ligue 1, en donde el Paris Saint Germain gana la liga con fechas de anticipación. De las ocho pasadas campañas, Les Parisiens levantaron siete de las ocho campeonatos franceses. Desde la llegada de Nasser Al-Khelaïfi en 2011, el PSG conquistó ocho de sus nueve títulos en toda su historia, gracias a los petrodólares.

Deja un comentario