Con goles de Messi y Griezmann, Barcelona venció por 2 a 1 al Athletic Bilbao en el Camp Nou

Los dirigidos por Ronald Koeman consiguieron su quinto triunfo al hilo en LaLiga y se cobraron la revancha de la final de la Supercopa de España.

En duelo valido por la jornada 21 de la Liga Santander, las escuadras de Barcelona y Athletic Bilbao se enfrentaron en el Camp Nou con triunfo para los locales por 2 a 1. Las anotaciones llegaron por obra de Lionel Messi y Antoine Griezmann para los blaugranas, mientras que el descuento para los visitantes sería por un autogol de Jordi Alba.

Con sus mejores hombres era previsible ver a los dirigidos por Ronald Koeman tomando el protagonismo del encuentro. Es por ello, que desde el pitazo inicial se observó cómo, fiel a su estilo, salieron con todo en busca de llevarse la victoria.

A través de pases cortos, buscando los espacios y profundizando las jugadas, es que el cuadro culé llegaba con peligro al arco defendido por Unai Simón y fue que en una de esas que lograría el primer tanto del partido, obra de Lionel Messi, que dicho sea de paso fue noticia mundial en las últimas horas -por el astronómico contrato de 555 millones en cuatro años con lo culés-. Pero so no importó para la ‘Pulga‘, ya que aparecería a los 20 minutos, luego de una jugada colectiva donde se internaría al área rival y de un zurdazo la mandó a guardar.

Luego de ello, las situaciones siguieron para los dueños de casa con tenencia de balón a su merced, pero las ocasiones presentadas no fueron ideales para alargar el marcador. A partir de ahí los visitantes, a su vez, se encontraban confundidos en el campo y se llenarían de tarjetas amarillas, cuando Raúl García a los 34′, y Yeray Álvarez a los 39 minutos serian amonestados por senda infracciones.

Inclusive hasta el técnico visitante, Marcelino seria echado del campo de juego por una amonestación. En ese sentido es que llegaría el final de los primeros 45 minutos con ventaja por la mínima para los locales.

Para la parte complementaria las situaciones fueron las mismas con los Blaugranas teniendo la pelota, pero sucedería lo impensado. En primer lugar, a los 47 minutos, Frankie de Jong seria amonestado por jalar a un rival; en segunda instancia ahí nomás a los 49 minutos llegaría un autogol por parte de Jordi Alba, que le daría la paridad momentánea al Athletic Bilbao, y a los 51 minutos su respectiva amonestación por conducta antideportiva.

https://www.youtube.com/watch?v=KDRHktg04hg

Tras ello, lógicamente se pensó que afectaría los intereses para el Barcelona, sin embargo fue con todo al ataque, con el dominio del encuentro y encontrar los espacios para asistir al tridente de arriba conformado por Démbele, Messi y Griezzman, cosa que al final le funciono.

Por su parte, con la finalidad de mantener la paridad, Marcelino decidiría los ingresos de Mikel Vesga y Alejandro Berenguer a los 66 y 67, respectivamente. Sin embargo no le resultaría ya que a los 75 minutos quien aparecería seria el atacante Antoinne Griezmann, que aprovecharía un pase del juvenil Oscar Mingueza para poner nuevamente la ventaja a favor de su equipo.

Ya los últimos minutos restantes fue simplemente decidir más variantes como la de Asier Villalibre, por Iñaki William, y la de Lekue por Ander Capa, en el lado visitante. Mientras que Clement Lenglet y Martin Braithwaite harían lo mismo en los dueños de casa para defender el resultado.

Asi el tiempo transcurría, hasta que llegaría el pitazo final del árbitro y un triunfo nuevamente para los Culés que los pone como segundos, a 10 puntos del puntero Atlético Madrid, y que dicho sea de paso se cobraría la revancha de aquella final perdida por la supercopa de España ante este mismo rival.

En la próxima jornada, Barcelona visitará a domicilio al Real Betis, a su vez Athletic Bilbao recibirá en casa al Valencia.

Redacción: Michael Monzón Carpio

Deja un comentario