Chris Wood, nuevo fichaje del Newcastle y Lucas Digne se vuelve ‘Villano’

El nuevo ‘millonario’ de Inglaterra y los ‘Villanos’ apostaron por reforzarse en este mercado de invierno. El delantero neozelandés y el lateral galo salen del Burnley y Everton por cifras muy parecidas.

El Newcastle United sigue apostando por renovar su limitada plantilla para pelear estos últimos meses su permanencia en la primera categoría del fútbol inglés. La fuerte inversión saudí de 353 millones de euros está dando frutos. Pese a que los jugadores de élite no quieren, por ahora, llegar a un equipo en construcción… y que está sumergido al fondo de la tabla (19° con 11puntos).

Ante esta delicada situación las ‘Urracas’ completan la segunda incorporación de este mercado invernal después de la de Kieran Trippier, por 14 millones de euros. Se trata del fornido delantero Chris Wood, del Burnley, rival por la salvación, que cambió el Turf Moor por St James’ Park a raíz de 25 millones de libras (28 millones de euros).

El cuadro del noreste de Inglaterra pagó la cláusula de rescisión del centro atacante para apuntalar su delantera después de la lesión muscular de Callum Wilson, que estará fuera de los terrenos de juego unas ocho semanas.

Wood, de 30 años, llegó al Burnley en 2017 a cambio de 15 millones de libras y desde entonces ha marcado 53 tantos en 165 partidos. Esta temporada, sin embargo; sus registros están siendo bajos, con tan solo tres tantos en 17 encuentros. Es una opción a corto plazo, ya que la directiva con la inyección del fondo Public Investment Fund (PIF), buscará, de salvarse del descenso, un ‘9’ de clase mundial.

Digne, el nuevo ‘Villano’

Por su parte, los ‘Villans‘ también movieron sus fichas para reforzar su banda zurda con experiencia Premier. El Aston Villa compró al lateral izquierdo Lucas Digne por 27 millones de euros, procedente del Everton.

El defensa francés estaba prácticamente descartado por Rafa Benítez debido a su intención de marcharse en este mercado de invierno. El conjunto de Birmingham se ha impuesto en las negociaciones a clubes como el propio Newcastle y el Chelsea, que pujaron hasta el último por el jugador de 28 años.

El más feliz tras esta operación, el entrenador Steven Gerrad. Este es el segundo fichaje del Villa en esta ventana de traspasos, después de incorporar como cedido a Philippe Coutinho, del Barcelona, hasta final de temporada.