Caso Eriksen: cuando la tragedia y el fútbol cruzan sus caminos

Son varios los futbolistas que cayeron súbitamente tendidos en el campo como Eriksen… pero algunos de ellos, no tuvieron su suerte y murieron. Aquí repasaremos los casos que conmocionaron al ‘deporte rey’.

Tras el lamentable suceso que vivió Eriksen en el partido de la Euro contra Finlandia, recordamos que en la historia del fútbol se han vivido momentos muy alegres, como los goles, los campeonatos, las victorias, entre otros. Sin embargo, también ocurren situaciones desafortunadas o trágicas que nos ponen a cuestionar hasta donde llega el valor de una vida dentro del deporte de alta competencia.

«La pelota sí se mancha»

Han existido casos en donde la muerte cruzó su camino con un deportista en el campo de juego u horas después. Acontecimientos como el de Christian Eriksen son dignos de revisión por la cantidad de partidos y desgaste físico que sufren los futbolistas desde hace años.

Foé siendo retirado de manera dramática del campo.

Una carga atlética inconmensurable debido a los contratos publicitarios y derechos televisivos que rigen el fútbol moderno, inmerso en partidos cada tres días, y que en algunos casos producen la muerte en algunos jugadores. A continuación, revisaremos los incidentes que tiñeron de luto al ‘deporte rey’:

En 2003 Marc Vivien Foé, cayó intempestivamente en semifinales de la Copa Confederaciones celebrada en Francia. Los africanos se impusieron 1-0 al final contra Colombia, sin embargo, al minuto 75 llegó el momento trágico, el mediocampista camerunés de 28 años se desplomó en el césped y terminó falleciendo en el terreno ante las cámaras y el público, la imagen de sus ojos fue impactante.

Feher cayó y nunca despertó, sus compañeros pedían asistencia médica.

Otro caso que conmocionó al orbe sucedió un año después, cuando el jugador húngaro del Benfica, Miklos Feher, de 24 años, falleció tras una embolia que sufrió en el partido que su equipo disputaba contra el Vitoria de Guimaraes. En la autopsia se descubrió que el delantero sufría de una malformación cardíaca.

El recuerdo de Puerta y el mejor amigo de Iniesta

Sin duda otro de los decesos que lamentó el mundo del fútbol fue el del defensa del Sevilla, Antonio Puerta. El 25 de agosto del 2007, el defensor disputaba un encuentro entre los andaluces y el Getafe. A la media hora de juego, Puerta comenzó a tambalearse y a caer. Logró volver a levantarse, pero estaba muy mareado y volvió a caer. Fue trasladado al hospital donde falleció horas más tarde.

El gol más importante en la historia de la selección española lo marcó Andrés Iniesta, en la final de la Copa del Mundo 2010 ante Holanda. La dedicación la hizo tras marcar el 1-0 en tiempo suplementario con un «Dani Jarque siempre con nosotros«.

Festejo de Iniesta tras su tanto en la final del Mundial de Sudáfrica 2010.

Su mejor amigo, Dani Jarque, jugador del Espanyol, había fallecido un 9 de agosto del 2009, de un infarto fulminante. El trauma de la tragedia, dejó al ‘Genio de Fuentealbilla’ sumido en una terrible depresión pese a ganar el famoso sextete con el FC Barcelona.

La última perdida lamentable que enlutó al Calcio y produjo un shock en los ‘tifosi‘, fue el repentino deceso de Davide Astori, el capitán de la Fiorentina que falleció de un paro cardio respiratorio mientras dormía en el hotel de concentración horas previas al partido contra el Udinese, en abril de 2018.

Por esto, a tres años de su sensible fallecimiento, la justicia italiana encontró culpable al medico Giorgio Galanti, por negligencia. El galeno fue el encargado de hacerle los chequeos médicos a los futbolistas de la Fiore, él fue acusado por no avisar a tiempo sobre las anomalías (arritmias cardiacas) detectadas en su prueba de resistencia.

Sentido homenaje en el templo del fútbol, Wembley, en el amistoso entre Inglaterra e Italia.
Vivieron para contarlo

En el 2006, el Chelsea y Arsenal se enfrentaron en la final de la Copa de la Liga. Abou Diaby golpeó con la pierna a John Terry en el rostro. El jugador de los ‘Blues’ quedó tendido en el suelo. Por suerte, el defensor reaccionó en el hospital después de una hora.

En el choque entre el Dnipro y Dinamo de Kiev en el 2014, el futbolista del elenco de la capital ucraniana, Oleg Gusev recibió un rodillazo por parte del arquero contrario. El volante sufrió convulsiones en el campo y fue auxiliado por sus compañeros. Finalmente se recuperó en el centro médico.

Didier Drogba también fue protagonista de un terrible hecho. El marfileño disputó una dividida contra John Ruddy, el guardameta de Norwich, y terminó inconsciente con una lesión en el cuello y una hemorragia. Luego de un largo periodo de recuperación pudo reincorporarse.

En el campeonato de Bélgica, Boubacar Barry, quedó inconsciente tras chocar con el palo derecho en un intento de salvar el disparo de Carlos Bacca. El meta fue sustituido inmediatamente. Finalmente, logró recomponerse.

El histórico guardavallas del conjunto londinense, Peter Cech, sufrió un hundimiento craneal luego de ser golpeado por el atacante del Reading, Stephen Hunt. El checo casi pierde la vida. Después de cuatro meses retornó al césped, pero con un casco.

En el 2017, en un duelo entre Deportivo La Coruña y Atlético de Madrid. Fernando Torres chocó en el aire con Alex Bergantiños. El ‘Niño’ padeció un golpe en el cráneo que lo dejó fuera de competencia varios meses. No obstante, los doctores señalaron que el escenario pudo ser peor.

Deja un comentario