Bélgica: la ‘Generación Dorada’ con las manos vacías

Pese a tener uno de los equipos más potentes en el fútbol mundial en la última década, la selección belga no ha podido conquistar hasta ahora ningún título.

Cero y van muchas. La selección de Bélgica volvió a perder la oportunidad de tentar por ganar su primer trofeo oficial tras la derrota ante Francia por 3-2 en las semifinales de la UEFA Nations League y la cuarta en esta instancia en la que no alcanza el partido decisivo.

Desde que Roberto Martínez tomó las riendas de ‘Los Diablos Rojos’, el protagonismo de este combinado tanto en Europa como en mundiales ha sido otro, pero las expectativas no han terminado de ser cumplidas ni por ellos, ni por sus seguidores.

Sobre este combinado pesa el hecho de nunca haber ganado nada. Su mejor resultado fue el subcampeonato en la Euro 1980 luego de caer ante Alemania Federal y en citas globales el cuarto lugar en México 1986.

Brasil 2014: resurgimiento de ‘Los Diablos Rojos’

Antes de la llegada del entrenador español, su antecesor fue Marc Wilmots, con quien los belgas regresaron a ser competitivos tras estar ausentes en los Mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, además de las Eurocopas de Portugal 2004, Austria-Suiza 2008 y Polonia-Ucrania 2012.

Para la cita en tierras brasileñas se clasificaron con total autoridad al ser primeros del Grupo A con 26 puntos por encima de Croacia fruto de ocho victorias, dos empates y ninguna derrota.

En el certamen que reúne a los mejores 32 combinados nacionales del planeta, los pupilos de Wilmots se metieron en la siguiente ronda como primeros con nueve puntos tras derrotar a Argelia, Rusia y Corea del Sur. En octavos tuvo que recurrir al tiempo extra para eliminar a Estados Unidos y en la siguiente fase sucumbió por 1-0 ante la Argentina.

Dentro de este plantel ya encontrábamos nombres como Thibaut Courtois, Jan Verthongen, Axel Witsel, Kevin De Bruyne, Eden Hazard o Romelu Lukaku, jugadores que vivieron su primera gran experiencia con su país junto al ya veterano Vincent Kompany.

2016: salida de Wilmots y llegada de Martínez

La relación con el estratega belga culminó en julio del 2016 luego de la eliminación en cuartos de la Euro ante Gales por 3-1. Un mes después se nombró a Martínez, quien un año después clasificó a Bélgica a su segundo Mundial consecutivo, el de Rusia, aunque para este la exigencia era mayor.

Con un plantel más maduro a diferencia de cuatro años antes, ‘Les Diables Rouges’ otra vez se clasificaron sin problemas al sumar 28 unidades, otra vez sin derrotas y con nueve triunfos y una sola igualdad.

El once fue prácticamente el mismo que en la cita anterior, los nuevos rostros fueron a ocupar el lugar de suplentes como Thorgan Hazard (hermano de Eden), Michy Batshuayi, Moussa Dembélé o Youri Tielemans.

Otra vez superaron la fase de grupos con puntaje perfecto al vencer a Panamá, Túnez e Inglaterra. En octavos pusieron a prueba su jerarquía para remontar ante Japón y ganar 3-2, en cuartos dieron el golpe al eliminar a otra favorita, Brasil al imponerse 2 a 1, pero en semifinales Francia frenó su caminó con el 1-0 obra de Samuel Umtiti.

Se despidieron con la cabeza en alto y una medalla en el cuello tras derrotar en el partido por el tercer lugar a Inglaterra por 2 a 0, la misma selección a la que se impusieron en la primera fase.

Euro 2020 y Nations League 2021

Con el resultado positivo del último Mundial, el siguiente desafío era la Euro 2020 que no iba a tener una sede fija. Bélgica se ganó su boleto sin problemas, esta vez con puntaje perfecto en el Grupo I.

El certamen que fue aplazado a este año por la pandemia del coronavirus no mermó el rendimiento de los ‘Diablos Rojos’, que ubicados en la llave B otra vez la superaron con puras victorias, esta vez ante Rusia, Dinamarca y Finlandia.

Para octavos le tocó enfrentar al vigente campeón Portugal, que de nuevo se clasificó como mejor tercero. Un escueto 1-0 mandó de regreso a Lisboa a Cristiano Ronaldo y sus compañeros. En la siguiente ronda se midió ante Italia y cayó 2 a 1. A la postre, ‘La Azzurri’ fue la campeona del certamen.

Los dirigidos por Roberto Martínez tenían una nueva oportunidad de ganar al fin algo para su país, pero en la reciente Nations League tampoco pudieron. Superaron el Grupo A2 y se metieron en el ‘Final Four’. Otra vez la selección gala fue la encargada de dejar con las manos vacías a una generación que cada año, se aproxima más al recambio.