Atlético de Madrid igualó con Levante por un ‘regalo’ del VAR al último minuto

Los ‘Colchoneros’ igualaron a dos con el conjunto valenciano con los goles de Griezmann y Matheus Cunha y perdieron su chance de ser escoltas. Enhis Bardhi marcó por duplicado para los locales.

En el Estadio Ciudad de Valencia, el Atlético de Madrid visitó al Levante por la jornada 11 de LaLiga. La fecha anterior, los ‘Rojiblancos’ empataron 2 a 2 frente a la Real Sociedad gracias al doblete de Luis Suárez. Entretanto, los ‘Granotes’ perdieron frente al Sevilla por 5 a 3.

En el comienzo, Joao Félix sacó un zapatazo al borde del área y el arquero rechazó con los guantes. A los 12′, Antoine Griezmann lanzó el centro pinchado desde el lado izquierdo del área y Felipe se impuso en las alturas para asistir de cabeza al ‘Principito’, que metió un testazo para romper el cero. 

Más adelante, Duarte disparó dentro del área y Oblak contuvo sin problemas. Pasada la media hora, Rober Pier definió de taco tras un tiro de esquina y el golero la bloqueó. En seguida, Luis Suárez derribó en el área a Rúben Vezo y el juez sancionó penal. Enis Bardhi se encargó desde los doce pasos y estableció la paridad.

En el segundo tiempo, Matheus Cunha se encargó de extender la diferencia para los ‘colchoneros’ después de la asistencia de Rodrigo De Paul (77′). El brasileño es el amuleto del Cholo, seis goles a favor, cero en contra y ocho puntos ganados en sus pocos instantes sobre el césped, 113 minutos antes de este duelo, pero sin anotar directamente. Hoy se estrenó como goleador en España a los cuatro minutos de apenas haber ingresado.

En el final del partido, apareció nuevamente Enis Bardhi, que anotó con otro penal dudoso que sólo vio el VAR (89′). Desde la sala de videoarbitraje llamaron al colegiado por una supuesta mano de Lodi… una exageración que le costó caro al equipo de Simeone.

A los 90 + 9′, Rober Pier vio la segunda amarilla tras el pitazo final y fue expulsado. El resultado culminó en tablas a dos y ambos cuadros se repartieron los puntos. Los ‘Granotes’ festejaron como una victoria, por el ‘regalo’ al final, mientras que los capitalinos se fueron molestos y con la miel en los labios.