Arabia Saudí aniquila a la Scaloneta y sus 36 partidos invictos en un duelo marcado por el VAR

La 'Albicleste' decepciona en su estreno mundialista pese a ir ganando al descanso. Cortan su racha sin perder desde 2019, se quedaron a uno de superar el récord de Italia.
Redacción Tiro Directo

Redacción Tiro Directo

«Nunca un favorito fue campeón», con esta frase Lionel Scaloni se despidió en conferencia de prensa previo al primer partido por la Copa del Mundo en Qatar contra Arabia Saudí, una declaración que podría conllevar una prudencia hacía las constantes referencias hacía las posibilidades de la Argentina en este Mundial. Lo que también podría ser es un llamado a la calma intentando cubrir una inseguridad que ese rotulo le transmitiría a sus jugadores.

Y parecía que la historia se pondría de su lado, un lleno en el Estadio Lusail, abriendo el día tres de esta primera jornada y debutando contra un equipo, a priori, el más accesible del grupo, encuentro donde saldrían a por todo en los primeros minutos y con grandes resultados. Eventualmente tras una pelota parada, una falta sobre Rodrigo De Paul fue ratificada por el VAR, se cobró penal para la campeona de América y sería pateado no por otro que el mito.

Lionel Messi se paró frente a la pelota y le pegó con una gran categoría para abrir la cuenta en el Mundial, parecía ser una tarde ideal en Qatar para la ´Albiceleste´, esto hasta que un fantasma vestido de nerviosismo hacía su regreso desde el Mundial 2018. Muchos errores que derivaron en tres goles en offside, donde varios incluso fueron de manera grosera sin necesidad del SAOT, por lo menos la ventaja continuaba hacia el descanso.

Un alivio que tardó poco en esfumarse, Arabia Saudí salió con todo en el complemento, aun con su férrea defensa, pero aprovechando los espacios y desesperación de Argentina para aumentar en el marcador, combinación fatal para el empate a los 48´. Un gran pase de Firas Al-Buraikan terminaría en los pies de Saleh Al-Shehri en un gran remate sin opción para Emiliano Martínez, una igualdad que erupcionaba parte del estadio y silenciaba otro.

Solo tomarían cinco minutos para que el equipo asiático le diera vuelta al partido y ya no hiciera retumbar el estadio, sino el mundo, era la primera derrota argentina en un debut mundialista desde 1990 contra Camerún. La desesperación ´Albiceleste´ si ya era palpable con el marcador a favor, el recibir un vendaval árabe y ahora ir perdiendo, los hizo perder los papeles, buscar por activa o pasiva el empate, ya no importaba las formas, no solo se perdía un partido hoy.

Argentina estaba cayendo junto a su invicto de 36 partidos, siendo la última vez que perdió contra Brasil en la semifinal de Copa América 2019 y a una victoria de igualar el récord italiano, un equipo totalmente desdibujado, nunca cómodo y que convirtió en figura al guardameta Mohammed Al-Owais en los descuentos de casi 10 minutos. El pitazo final llegó y con ello la pesadilla iniciaba, la selección de Scaloni había caido con su racha y con ello también la seguridad con la que llegaban al Mundial.

La próxima jornada les toca jugar contra México, un rival que no viene en buen momento y le falta jugar contra Polonia, pero los números se empiezan a hacer cortos de forma tan temprana y sorpresiva, Qatar estaba conmocionada y un estadio explotando en algarabía por el triunfo de Arabia Saudí. La imagen del Campeón de América ha quedado golpeada en esta tarde.

Redacción: Roberto Andrés Benavides