¡Afuera! Los despidos de entrenadores más sonados en este 2020

Conoce quienes fueron los entrenadores que fueron despedidos por no conseguir las aspiraciones de sus clubes en este año.

El fútbol es un deporte que no le garantiza estabilidad laboral a nadie, menos a los entrenadores, que muchas veces son el blanco de las críticas y responsabilidad cuando las cosas no marchan bien.

A lo largo de este año han sido varios los que han dejado su cargo de manera forzada, por malos resultados o goleadas en contra que colmaron la paciencia de los directivos que no vieron mejor solución que destituirlos y ‘empezar de cero’. A continuación, veamos los despidos más sonados durante este 2020.

Ernesto Valverde (Barcelona)

El director técnico vasco, Ernesto Valverde tomó las riendas del Barcelona en el 2017 y con el objetivo claro de alcanzar la gloria europea, levantando una nueva orejona para los azulgranas, pero no fue así.

Su primer intento fue ante la Roma, con un 4 a 1 obtenido en el Camp Nou, sus dirigidos no tuvieron una buena actuación en el Olímpico de la capital italiana y cayeron por 0-3, con el gol de visitante en contra, se fueron eliminados en cuartos de final por tercer año consecutivo, el primero bajo su mando.

En la siguiente campaña logró instalarse en semifinales y ahí se veía ante el Liverpool. Otra vez, golearía en casa, esta vez por 3 a 0, pero en Anfield se desinfló y sucumbió ante el ‘Heavy Metal’ de Jürgen Klopp y perdió por 4 a 0. Aún así, a ‘Txingurri’ le perdonaron la vida.

El detonante para la salida de Valverde fue el 2-3 de la Supercopa ante el ‘Aleti’. (Youtube/RFEF)

Para la temporada 2019-20 fue sacado de su cargo el 13 de enero, luego de caer en semifinales de la Supercopa de España que se disputó en Arabia Saudita contra el Atlético de Madrid. La dirigencia no lo respaldó más y tras ganar dos ligas, una copa y una Supercopa, dejó su puesto que sería ocupado por Quique Setién.

Jürgen Klinsmann (Hertha BSC)

El entrenador alemán se había mudado a los Estados Unidos donde llegó a dirigir a su selección nacional desde el 2011 hasta el 2016. En noviembre del 2019 ingresó al Consejo Supervisor del Hertha Berlin, club de la capital germana que buscaba mejorar como institución, para así tener mejores resultados deportivos.

Reemplazó al croata Ante Kovic, pero su estancia con los blanquiazules fue breve, dirigiendo solo diez partidos. Se suponía que armaría una revolución con ‘Die Alte Dame’, pero en febrero de este año se acabó.

El 11 de ese mes mediante un comunicado en redes sociales manifestaba que dejaría el cargo porque sentía que había «falta de confianza» a su proyecto. Su renuncia no caló nada bien en Lars Windhorst, mayor inversionista de este club, que tomó la decisión de echarlo, incluso de su anterior puesto.

«Desafortunadamente, las circunstancias de su partida son tan inaceptables que no podemos continuar esta cooperación en bien del club», dijo el directivo en una rueda de prensa dos días después de la renuncia de Jürgen Klinsmann.

Quique Setién (Barcelona)

El elegido para reemplazar a Valverde no pudo hacer mejoras en tienda ‘Culé’. Quique Setién que había firmado el mismo día que echaron al vasco hasta junio del 2022, solo pudo culminar lo que ‘Txingurri’ inició.

Ni el buen fútbol, ni los resultados acompañaron al técnico cantabro. Eliminado en la Copa del Rey en cuartos de final a manos del Athletic Club bajo el nuevo formato (solo un partido hasta esa ronda), en LaLiga perdió el liderato ante el Real Madrid que se terminó coronando y lo peor vino después en la Champions.

Completó su llave ante Napoli con un triunfo por 3 a 1 en Cataluña y luego viajó a Lisboa para el ‘Final Four’ que se organizó por la la crisis sanitaria. En cuartos se vio con el FC Bayern que lo pasó por encima con una goleada de 8 a 2 y que provocó un sismo en la entidad azulgrana.

El 8 a 2 del Bayern al Barcelona que condenó a Setién. (Youtube/ESPN)

Tres días después de esa fatídica noche en el Estadio Da Luz, la directiva comunicó su despido, luego de solo siete meses en el banquillo y sin dejarle ningún título en esa temporada. Algo que no se veía desde la 2013-14. Dos días después se anunció que Ronald Koeman tomaría las riendas del Barcelona.

Maurizio Sarri (Juventus)

Abandonó el Chelsea tras ganar la Europa League para hacerse cargo de un equipo ‘cansado’ de ganarlo todo en Italia y que busca la Champions League desde hace 24 años. Su aventura en Piamonte duró solo una temporada.

Bajo su dirección los ‘Bianconeros’ obtuvieron su noveno Scudetto de manera consecutiva, perdieron la final de la Coppa Italia en la tanda de penales ante el Napoli y solo le quedaba por delante la Liga de Campeones.

Debido a la pandemia, la Juventus no completó su serie contra Olympique Lyonnais. Habiendo caído en la ida por 1 a 0, en la reanudación en el Allianz Stadium no pudo darle vuelta al marcador pese a ganar 2 a 1. La temprana caída en esta competencia fue la excusa perfecta para su salida.

Pese al 2 a 1, el global eliminó a la Juve y sacó del cargo a Sarri. (Youtube/ESPN)

Andrea Agnelli, presidente del club turinés aseveró en conferencia de prensa que la eliminación y continuidad de Maurizio Sarri sería meditada. «Salir en los octavos de esta manera debe hacernos reflexionar. Nos tomaremos un par de días para tomar una decisión». En menos de 48 horas, el 8 de agosto se informó que el técnico italiano no iba más. Un día después Andrea Pirlo fue nombrado como nuevo entrenador.

Lucien Favre (Borussia Dortmund)

El suizo llegó a Dortmund en el 2018 respaldado por el capitán del equipo, Marco Reus, quien había sido su pupilo en el Mönchengladbach seis años atrás. Su objetivo era meter a los aurinegros en Champions League y darle pelea al todopoderoso Bayern München.

Su primera campaña no fue mala, aunque perdió el título de la Bundesliga en el tramo final y cediendo puntos en partidos claves. En la DFB Pokal no pasó de octavos ante Werder Bremen y en Europa fue eliminado también en octavos a manos del Tottenham en una pobre serie de sus dirigidos.

La segunda bajo su dirección no fue mejor. Pese a terminar como subcampeón de liga, perdió más partidos, en la copa otra vez se fue eliminado frente al Bremen en ronda de octavos, igual que en la Champions, pero esta vez ante el Paris Saint Germain tras un buen partido de ida y uno malo en el Parc des Princes.

Su vínculo con el Dortmund se acabó antes de la quincena de diciembre de este 2020 luego de la goleada sufrida en el Westfalenstadion por 5 a 1 con Stuttgart. El quinto puesto en la tabla y la desprolijidad de su equipo fue determinante para interrumpir su proceso que culminaba en junio del próximo año y que no tenía pinta de ser extendido.

El 5 a 1 ante Stuttgart fue el último al partido de Favre con Dortmund. (Youtube/Bundesliga)

Dejó a los de Westfalia como primeros en su grupo de Champions, aunque en una discreta participación (sin poder ganarle a la Lazio). Fue sustituido por su asistente Edin Terzic de 38 años. Solo ganó un título, la DFL Supercup del 2019.

Thomas Tuchel (Paris Saint Germain)

Sorpresivamente, el alemán dejó la entidad parisina luego de ganar un partido por la Ligue 1. Aunque no marchaba de todo bien en su torneo local (tercero con 35 a uno del líder), en Europa se logró clasificar como puntero. Pero habrían sido unas palabras suyas las que le costó el puesto.

Llegó en el 2018 con el perfil adecuado de darle al cuadro de la capital francesa la competitividad que les faltaba para por fin ser un real aspirante al trono europeo. Durante su estancia ganó dos Ligue 1, una Copa de Francia, una Copa de Liga y dos Supercopas Francesas. Además, en el 2020 fue subcampeón de la Champions League.

«Faltaba un partido para ganar la Champions League y nunca tuvimos la sensación de que habíamos convencido a la gente ahora y que reconocían nuestro trabajo. También te pone un poco triste o enojado a veces», dijo en entrevista al medio alemán Sport1.

Derrota del PSG por 0-1 a manos del Bayern en la final de Champions. (Youtube/ESPN)

«A veces es muy fácil, a veces un gran desafío, porque un club como el PSG hay muchas influencias que van mucho más allá de los intereses del equipo. Quédese consigo mismo y en ningún caso dependa de la aprobación de los demás. No vale vivir en la autocompasión», sostuvo.

La despedida fue cordial por parte del PSG, que a través de su presidente Nasser Al-Khelaïfi expresó en una carta su agradecimiento por su tiempo y trabajo con ellos. «Me gustaría agradecer a Thomas Tuchel y su personal por todo lo que aportaron al club Thomas ha puesto mucha energía y pasión en su trabajo y, por supuesto, recordaremos los buenos momentos que compartimos juntos. Le deseo lo mejor para su futuro».

Deja un comentario