El Dortmund sentencia la Bundesliga en el Allianz Arena

Tuvieron que pasar 10 años para que los aurinegros ganen en München, resultado que se celebra también en Leverkusen.
El Dortmund liquida la Bundesliga.
Franco Tucto Delgado

Franco Tucto Delgado

Una década le tomó al Borussia Dortmund volver a ganar en la casa del Bayern München (0-2) y aunque esto no le servirá para alzar la ensaladera, le ha dado una tremenda ayuda al Bayer Leverkusen para conquistar su primera Bundesliga al sacarle 13 puntos de diferencia a los bávaros.

En un duelo que enfrentaba a dos entrenadores cuestionados, Edin Terzić salió airoso y pudo darle la estocada final a un Thomas Tuchel que se sabe que no continuará, pero que podría dejar el equipo antes de lo previsto.

Los aurinegros habían sido el rival más ‘fácil’ para los bávaros en los últimos años, con un cúmulo de 10 partidos en los que no perdieron ante ellos. Pero el presente del ‘Rekordmesiter’ se prestó para que los del Ruhr dieran el batacazo. A los 10 minutos una recuperación en campo propio acabó con una contra y el pase de Julian Brandt para que Karim Adeyemi venza la débil resistencia de Sven Ulreich, reemplazo del lesionado Manuel Neuer que se hizo extrañar.

Con este sorpresivo resultado parcial, el cuadro muniqués buscó atacar por los lados y llegar con centros al área, pero se encontraron con el excelso trabajo de la zaga central, en especial el de Mats Hummels, que a sus 35 años se ha ganado su renovación, además de demostrar que aún es convocable para la selección alemana.

Ryerson firmó el golpe del Dortmund

En el complemento los ‘Schwarzgelb’ pudieron sentenciar el partido ante un Bayern jugado en ataque, pero en la más clara que tuvieron en pies de Félix Nmecha, el meta Ulreich respondió bien y atajó su disparo. Por un buen lapso se jugó lejos del arco de Alex Meyer y esto provocó la silbatina de la hinchada local.

Los bávaros presionaron en los últimos 15 minutos y obligaron a retroceder al Dortmund, que gracias a Hummels cuidó el cero en su arco y de contra estuvo presto a atacar. Al 83′ de una jugada que empezó por izquierda, Sebástien Haller recibió en el área y tocó a la derecha para la aparición de Julian Ryerson y un derechazo en primera que se clavó lejos del golero local.

El 0-2 provocó que varios hinchas locales abandonaran el Allianz Arena, conscientes de que retener el título parece una utopía. Incluso la mala fortuna hizo que el tanto de Harry Kane no valiese por un fuera de juego que detectó el VAR en el 90+1′. Triunfazo de los aurinegros que los deja cuartos con 53 puntos en zona de Champions League, mientras que a los muniqueses con 63 a 13 del Leverkusen que ya acaricia su primera ‘Meisterschale’.